Una startup francesa ha desarrollado un dispositivo capaz de controlar o estudiar la salud medioambiental de nuestros hogares. El gadget, llamado airboxlab, es una caja con un diseño moderno que no afecta a la estética de nuestros interiores que tiene por objetivo mejorar la salud respiratoria de las personas con problemas o enfermedades relacionadas.

La salud ambiental de nuestras casas se está viendo afectada por la contaminación del aire exterior, un aire contaminado que cada vez tiene más impacto en nuestra salud, pudiéndonos causar enfermedades respiratorias o alergias. Según los estudios realizados por la compañía, el aire interior de nuestras casas está entre 5-8 veces más contaminado que el exterior, y pasamos el 90% de nuestra vida en casa.

Airboxlab cuenta con un conjunto de sensores que monitorizan la contaminación del aire, después se envía la información a la nube y se generan unos resultados a través de una aplicación con un diseño moderno disponible para teléfonos inteligentes o tabletas que nos muestra consejos para mejorar nuestras formas de vida, cambiar los aspectos más negativos de nuestro ambiente o localizar los principales focos de contaminación Los sensores son capaces de captar partículas de VOC, CO2, monóxido de carbono, así como la temperatura y humedad del aire.

airboxlab

La compañía no quiere parar aquí, en realidad existen dispositivos de este tipo en el mercado desde hace años, aunque no tan completos o relacionados con el tema de aplicaciones móviles. Entre los proyectos de futuro se encuentra el de lograr incorporar la capacidad al airboxlab de simplemente colocándolo encima de una superficie estudiar si la misma está contaminada o no para poder hacer una biblioteca virtual con las superficies más contaminantes.

La meta para que el sueño de esta compañía salga adelante son 10.000 euros en Indiegogo. Por el momento han conseguido recaudar más de 6.000 euros. En principio no parece que vayan a tener problemas para completar su objetivo, desde luego, si se pone a la venta a lo largo de este año tengo que probar uno.