El [sitio web CNET ha publicado durante la pasada noche que BlackBerry planea lanzar el próximo otoño un nuevo terminal que se convertirá en el buque insignia de la marca, con nombre en clave A10 Aristo, y que contará con el nuevo sistema operativo por el que la empresa está apostando tan fuerte para mantenerse fuerte en el mercado de smartphones, el sistema operatio BlackBerry 10.

A10 'Aristo'

Sin fecha determinada por el momento, el equipo sería presentado en el último trimestre de 2013, e incluiría un potente procesador Qualcomm 1.9 GHz, nada menos que 4 GB de memoria RAM y una pantalla Super Amoled FullHD. Sin datos confirmados acerca del tamaño de su pantalla, se rumorea que podría crecer una pulgada respecto a su predecesor, el Z10, actual flagship de la marca, y llegar hasta las 5,2 pulgadas.

La gama actual de la empresa quedaría entonces de la siguiente manera; El A10 Aristo ocuparía el puesto privilegiado como abanderado de ésta y de su sistema operativo, el Z10 quedaría un peldaño por debajo, junto al Q10, un híbrido que cuenta con pantalla táctil y teclado físico. Por último, el Q5 ocuparía la gama baja de BlackBerry con BB10.

De sobra es conocida la necesidad de BlackBerry de reinventarse para frenar la pérdida de cuota de mercado que está experimentando en favor de iOS y Android. El Z10 no ha tenido la acogida esperada entre los usuarios, que echan en falta en BB10 las posibilidades y aplicaciones que sí encuentran en los dos SO cien por cien táctiles nombrados anteriormente, los cuales parten con ventaja por su desarrollo y presencia en el mercado. La experiencia híbrida que ofreció el Q10 sí logró un mayor éxito debido a todos aquellos que no quieren perder las posibilidades de una pantalla táctil, pero sin renunciar al teclado físico.

Ahora, parece que BlackBerry quiere poner toda la carne en el asador con su nuevo A10 Aristo, dotándolo de un hardware potente, mayor pantalla y una nueva versión de BB10, concretamente la 10.2, aún inédita. Estaremos atentos a las próximas noticias sobre este terminal.