Al final los rumores eran ciertos y YouTube acaba de lanzar una prueba piloto en donde estrenan algunos canales con una suscripción mensual, la cual tendremos que pagar para poder acceder al contenido. De momento están en modo de prueba y los canales que apuestan por este modelo son grandes canales con bastantes medios pero es una idea de por donde irá el futuro de pago por contenido.

Youtube_2

Hoy YouTube acaba con el “todo gratis” en internet y da un paso en una dirección que ya era bastante esperada por muchos. Atrás quedan los que decían que YouTube no podría ser rentable y que pagar por contenido en la red de video no sería posible. Hoy se estrena este modelo que de momento cuenta con pocos canales y en donde la mayor parte de ellos son de grandes empresas. Pero el futuro de muchos “youtubers” puede pasar no solo por el partner de YouTube, en donde cobran de la publicidad que ven los usuarios, sino por esta opción en la que serán estos mismos los que paguen por ver el contenido.

De momento la selección es escasa y varía dependiendo de la zona. En España, por ejemplo, no todos los canales están disponibles y los precios van desde el 1.49€ al mes de Comedy.TV a los 4.99€ de UFC Select. Algunos ofrecen además la opción de un pago anual, una prueba gratuita por 14 días y nos aseguran que tendremos contenido exclusivo. Esto nos da la opción de ver programas que hasta ahora solo se podían conseguir mediante torrent y ahora tendremos una plataforma en la que ver este contenido. ¿Acabaremos viendo capítulos de series en YouTube por una cantidad mensual?

Quien sabe pero no me extrañaría nada que el futuro pasara por aquí. Un punto a tener en cuenta es el precio. Si pagamos un canal no es mucho dinero pero en cuanto pagamos unos cuantos el desembolso mensual ya sube más, con lo que en un futuro sería muy agradecido tener una tarifa plana. Es posible que a medida que los usuarios aumenten, los precios bajen.

Este modelo me parece muy acertado y aprovechamos una plataforma de fácil uso con el hecho de que muchos ya tenemos puesta la tarjeta de crédito para comprar aplicaciones de Android. Es algo que tiene muchos números para salir bien y que tendría que facilitar que quien crea el contenido lo ponga en internet para ser disfrutado sin trabas y sin esperas.