¿Os acordáis de aquellos tiempos en los que Apple, en una situación de desventaja competitiva, recurría a la creatividad para atacar a los productos de Microsoft mediante anuncios? Cuánto ha cambiado el panorama desde aquellos míticos anuncios, estando en la actualidad Microsoft en una posición desfavorable con respecto a la todopoderosa Apple. ¿Y qué han decidido hacer los de Redmond? Pues lo mismo que en su día hizo Apple, tirar de ingenio y preparar anuncios tan divertidos y virales como el el de sus tablets Windows 8 contra iPad. Pura creatividad concentrada en 32 segundos.

En el anuncio de Windows 8 contra iPad de Microsoft, los chicos de Windows se han centrado en parodiar a Siri, el asistente de voz de iOS, y de sacar a relucir las bondades del nuevo sistema operativo de Windows para tablets, destacando su capacidad de realizar multiples tareas o de trabajar con PowerPoint (¿?). El anuncio de la tablet con Windows 8 contra iPad tiene un estilo muy Apple, tratando de caricaturizarlo.

El anuncio de la tablet de Asus con Windows 8 contra iPad no es el único que hemos visto por parte de Microsoft últimamente que recurra al ingenio y la mala leche para sacar una sonrisa al espectador y de paso convertir su pieza publicitaria en una campaña viral con más 5 millones de visitas en YouTube. En este caso Microsoft no se limita a atacar a Apple, sino que convierte la batalla iOS vs Android en una ridícula pelea que divide a los invitados de una boda y acaba en una batalla campal, para acabar con un slogan que dice Don’t fight. Switch (No pelees. Cámbiate).

Derroche de creatividad de los publicistas de Microsoft, tanto en el anuncio de la Asus Vivo Tab con Windows 8 contra iPad como en los últimos comerciales que estamos viendo de la compañía de Redmond. Desde luego, lejos de enemistar, este tipo de anuncios nos sacan una sonrisa y nos hacen apreciar cómo mediante una estrategia de marketing potente se pueden hacer anuncios fabulosos, divertidos y que permanezcan en la memoria colectiva geek. Y en eso, Microsoft, Apple ya demostró hace mucho tiempo quién es el claro ganador: