Android es el amplio dominador actual del mercado de los smartphones, con cuotas de mercado que asustan. La adopción masiva por parte de los fabricantes supuso un pequeño problema: no había factor de diferenciación en el software. Por ello, los fabricantes empezaron a apostar por realizar sus propias capas de software personalizadas. Hasta la fecha, puesto que la última tendencia es volver a los smartphones con stock Android.

En un mercado en el que todos los productos son iguales, aquel que destaca es el que se lleva a los consumidores. En tus manos está utilizar componentes más potentes, crear un diseño rompedor para tu producto y buscar nuevas funcionalidades, pero si usas el mismo software que tus rivales has perdido mucho de lo ganado en la parte de hardware.

Smartphones con Stock Android

De ahí nace la necesidad de personalizar Android con una capa de software que nos diferencie de los demás. No se trata sólo de cambiar el diseño, también se añaden nuevas prestaciones o se mejoran aplicaciones muy mejorables como la cámara. Aquí comienza una carrera entre los diferentes fabricantes por lanzar su capa de software personalizada más atractiva.

¿Qué ocurre cuando la mayoría de fabricantes personalizan Android? Que aquellos que no lo hacen pasan a ser diferentes. Vender smartphones con stock Android empieza a ganar su punto de diferenciación con una gran ventaja añadida: las actualizaciones de Android son mucho más fáciles de adaptar.

En principio contar con smartphones con stock Android debería suponer una desventaja puesto que se pierde todo el valor añadido aportado por los fabricantes con HTC Sense o con TouchWiz. Sin embargo, al prescindir de estas capas artificiales que dificultan la adaptación de las actualizaciones de Android, los smartphones con stock Android se benefician antes que nadie de las novedades que Google añade a su sistema operativo, además de mejorar la estabilidad y el rendimiento del sistema.

Smartphones con Stock Android

La demanda de smartphones con stock Android siempre ha estado ahí. Buena cuenta de ello es la gama Nexus desarrollada por Google en conjunto con diferentes fabricantes como Samsung, HTC o LG. De hecho, lo excelente del precio del Nexus 4 provocó una avalancha de pedidos que, si llegan a fabricar unidades suficientes para cubrirlo desde el principio, hubieran roto completamente el mercado.

Otro de los campos que más se ha movido en los últimos años es la escena de ROMs personalizadas para teléfonos Android como CyanogenMod. El descontento de desarrolladores con el software de los teléfonos Android les llevó a trabajar en versiones personalizadas de Android quitándole mucho del software basura que añaden tanto fabricantes como operadoras, no solo optimizando los recursos sino también liberando espacio del terminal.

Hasta la fecha eran los terminales Nexus los únicos terminales punteros que apuntaban por no añadir software personalizado. Sin embargo, los últimos movimientos del mercado apuntan a que más fabricantes quieren unirse al carro de no personalizar Android. Se podría decir que utilizar stock Android es el nuevo factor de diferenciación entre fabricantes, al apostar por la experiencia pura en un mundo de personalizaciones.

Smartphones con Stock Android

Google y Samsung dieron la sorpresa al anunciar en el pasado I/O el Samsung Galaxy S4 Google Edition. En esta ocasión, no sabemos porqué motivo, Google decidió apostar por anunciar una versión stock de un terminal puntero ya comercializado por un fabricante, Samsung en este caso, en lugar de anunciar un nuevo Nexus diseñado por ellos mismos en colaboración con algún fabricante. La transición al X Phone de Motorola podría estar detrás de esta decisión, pero lo cierto es que, sea por el motivo que sea, se impulsó la llegada del terminal estrella de Samsung con versión stock Android.

Paralelamente encontramos la apuesta de Sony por Android Open Source Project, un proyecto de apoyo a los desarrolladores para la adaptación de versiones stock Android para el Sony Xperia Z. La apuesta de Sony pasa por adaptar software a un terminal ya existente en lugar de sacarlo desde 0, pero es un nuevo paso más.

Smartphones con Stock Android

HTC también parece estar moviendo ficha. Uno de los mejores terminales de este año (hay quien dice que el mejor) contaría con su propia versión con stock Android. Hablamos del HTC One, cuya versión con stock Android podría llegar en las próximas semanas, y que le añadiría otro atractivo más a un terminal de por sí muy apetecible.

Apostar por smartphones con stock Android es un arma de doble filo para los fabricantes. Por un lado el sistema va mucho más fluido al librarse de una parte importante de software que consume recursos y, además, las actualizaciones y mejoras de Android se adoptarían mucho antes. Una de las históricas quejas de los usuarios de ciertos fabricantes es la tardanza en adoptar actualizaciones del sistema… si es que las terminaban adaptado.

Por el contrario, si ahora todo el mundo abandona sus capas de software personalizadas, volveríamos al estado inicial: muchos teléfonos que solo se diferencian por el diseño exterior. Abandonar la capa de software personalizado es una buena idea si eres el único que lo hace. Si todos hacen lo mismo que tu, volvemos a las mismas.

El futuro se hallará en un punto medio. Los fabricantes como HTC o Samsung seguirán apostando por sus fuertes capas de personalización de Android, a la vez que lanzan versiones de sus productos estrellas con stock Android. Se podría hasta diferenciar ambas tiradas para públicos diferentes: versión con Android personalizada para su venta a través de operadoras con subvencion, versión stock Android para su venta directa libre de fábrica.

Smartphones con Stock Android

Las operadoras de telefonía tienen mucho que ver en este debate puesto que suelen cargar los terminales con su propio software, lo que dificultaría la llegada de smartphones con stock Android a través de ella. Por ello me inclino a pensar que en el futuro encontraremos dos mercados diferentes y claramente diferenciados y que la apuesta de los fabricantes por smartphones con stock Android se limitará a la venta de terminales libres.

En cualquier caso, la llegada de smartphones con stock Android, máxime si se tratan de productos de referencia como son el Samsung Galaxy S4 y el HTC One, supone una buena noticia para consumidores y usuarios que podrán disfrutar de una opción más entre las que elegir. Una opción más que interesante.