Microsoft acaba de anunciar de forma oficial que han alcanzado la cifra de 100 millones de licencias vendidas de Windows 8 en tan sólo 6 meses tras el lanzamiento oficial del producto a finales del pasado año. Esto representa a las ventas acumuladas del nuevo sistema, incluyendo actualizaciones y convenios con los socios OEM para instalar Windows 8 en los nuevos dispositivos.

licencias vendidas de windows 8

A principios de año, Tammi Reller, Directora de Marketing de Windows, reveló durante una intervención en el CES 2013 que las ventas de Windows 8 se situaban en las 60 millones de licencias. Ahora, 4 meses después, se han cosechado 40 millones de nuevas licencias. Todas estas cifras, a pesar de las críticas que ha recibido el nuevo sistema operativo, sitúan a Windows 8 en el mismo ratio de ventas que Windows 7, el sistema operativo más vendido de la historia.

Durante el nuevo Q&A realizado por el equipo de Windows, Tami Reller desveló que en el mercado actual existen más de 2.400 dispositivos certificados para Windows 8/RT. Tenemos que tener en cuenta que esta asombrosa cifra crecerá mucho más en los próximos meses debido en gran parte a la nueva oleada de dispositivos que se presentarán en el Computex Taipéi 2013 con la nueva generación de los procesadores de Intel.

El número de aplicación en la Windows Store se ha multiplicado x6 con respecto a la cifra presente en el lanzamiento de Windows 8. Comparativamente esto supone un mayor crecimiento en su primer año que la tienda de iOS. Entre otras cifras importantes, Microsoft ha destacado que se han descargado más de 250 millones de aplicaciones en estos meses y que casi el 90% de todo el catálogo es descargado cada mes.

Con respecto a Windows Blue pocos o ningún dato nuevo se ha desvelado, durante el Q&A sólo hemos podido asistir a la confirmación oficial por parte de Microsoft de algunas de las noticias que teníamos hasta el momento de esta gran actualización. Según Tami Reller, Windows Blue creará nuevas oportunidades para el ecosistema de Microsoft. Es la oportunidad para responder a los comentarios de los clientes que la compañía ha ido escuchando desde el lanzamiento de Windows 8.