El año pasado Windows 8 llegó al mercado y supuso un gran cambio de concepto. Microsoft trató de desarrollar un sistema operativo cuyo objetivo sería ofrecer una experiencia de usuario común sin importar el dispositivo. A raíz de ahí, surgieron varias tabletas con Windows 8 compitiendo en un segmento claramente dominado por iOS y Android. En Gizmología hemos tenido la ocasión de probar el HP ElitePad 900. Se trata de una tableta orientada a un sector profesional alejándose así del sector de gran consumo.

IMG_6814

Diseño

La HP ElitePad 900 es una tableta que se siente muy bien en las manos. Sin embargo, como es lógico en dispositivos de estas dimensiones, es muy difícil manejarla con una sola mano. A primera vista, se nota que el diseño ha sido muy cuidado y le dota al dispositivo de un aire más premium. La parte trasera de aluminio es muy agradable al tacto y, del mismo modo, destaca por su gran resistencia.

Asimismo, hay que destacar su simpleza ya que sólo posee un botón en la parte frontal y otros dos en el marco, si no tenemos en cuenta los dos del volumen de la parte trasera. Estos últimos se adaptan muy bien al estilo de la tableta y no resultan nada molestos. Además, cada uno de ellos es de un color distinto con el objetivo de combinar mejor con los dos colores de la tableta. Justo al lado del que se encuentra en la parte superior derecha nos encontramos con el jack para los auriculares. Del mismo modo, en el canto derecho se ubican las ranuras de la SIM y la tarjetas microSD.

Por otra parte, si bien está a la orden del día en comparación con otras tabletas, me gustaría que el marco fuese más fino con el fin de que la superficie de la pantalla fuese mayor. Finalmente, la conexión para cargar la tableta o simplemente conectar al dock se encuentra justo en el centro de la parte inferior.

IMG_6780

Pantalla

La HP ElitePad 900 cuenta con una pantalla de 10.1 pulgadas con una resolución de 1290×800. Todo ello se traduce en una relación de aspecto de 16:10. Si nos fijamos detenidamente nos damos cuenta de que los 155 ppp que posee no ofrecen una imagen tan nítida como nos gustaría. Al tratarse de una tableta para un entorno profesional puede que no sea necesario tener una de las mejores pantallas del mercado pero no habría estado de más poner una de mayor calidad, sobre todo si tenemos en cuenta el precio final del producto.

Asimismo, para escribir a dos manos esta pantalla es bastante cómoda. De hecho, su formato panorámico presenta diversas ventajas. Por ejemplo, al usarla en vertical a la hora de navegar se agradece que quepa más información. Además, a la hora de consultar Twitter también se agradece ese espacio extra. No obstante, cuando la sujetamos a dos manos en horizontal, cuesta escribir con dos dedos ya que tenemos que hacer un gran esfuerzo para llegar a las letras posicionadas en la mitad.

IMG_6808

Experiencia de uso

Al empezar a utilizar esta tableta nos sorprende su fluidez. La interfaz Modern UI se mueve con gran soltura. Aquellos que no estéis familiarizados con Windows 8 notaréis una dificultad para realizar ciertas tareas. Sinceramente, algunos gestos no son tan intuitivos, y aunque luego se conviertan en algo totalmente corriente es necesario aprender cuales son.

Más que una crítica al tableta, me gustaría discutir el concepto del sistema operativo. El HP ElitePad 900 posee un procesador Intel Atom Z2760, 2 GB de RAM y un disco duro SSD de 64 GB. Gracias a estas sorprendentes características, la tableta es capaz de funcionar con Windows 8 Pro. En definitiva, es compatible con todos los programas que instalamos en cualquier ordenador personal. Personalmente, se me hace muy extraño manejar un sistema de escritorio en una tableta. El dedo no es tan preciso como un ratón. No obstante, si pasamos la mayoría del tiempo con la interfaz Metro UI obtendremos la experiencia de usuario que realmente se espera de un dispositivo táctil.

En cuanto a la duración de la batería, ésta se encuentra dentro de los límites aceptables. Con un uso casual a diario nos llegará hasta la noche sin problemas. Sin embargo, si le encargamos tareas más exigentes la cifra se nos rebajaría bastante. Personalmente, con un uso intensivo ha aguantado 7 horas.

Conectividad

Al estar centrada en un público profesional, esta tableta requiere el uso de un dock externo para aumentar todas sus capacidades. HP vende este accesorio por separado pero su compra es casi una obligación para aprovechar todo el potencial de este dispositivo.

El dock cuenta con cuatro puertos USB, Ethernet, HDMI, VGA y salida de audio además del puerto correspondiente para la alimentación. En sí, resulta bastante pequeño y permite anclar la tableta para mantenerla inclinada. Sin embargo, es muy pesado: son 670 gramos adicionales.

IMG_6804

Conclusiones

6.5/10

En definitiva, más allá de su buen diseño, me ha dado la sensación de que el HP ElitePad 900 desea ser un portátil y una tableta al mismo tiempo. El sistema operativo Windows 8 en lugar del RT y el dock casi obligatorio hacen gala de ello. Asimismo, aunque se trate de un dispositivo portátil, cuando queramos trabajar cómodamente deberemos utilizar algún accesorio adicional.

La tableta goza de unas prestaciones bastante altas, aunque su pantalla es mejorable. Por otro lado, la incorporación del disco duro de estado sólido ha sido un acierto total. Ahora que tenemos el almacenamiento en la nube, lo que más buscamos en un dispositivo de estas características es obtener la máxima velocidad, un rendimiento más que óptimo.

Finalmente, el HP ElitePad 900 se presente como una tableta con Windows 8 más en el mercado. Hay que tener en cuenta que su precio de 720 euros es algo excesivo si contamos con que también tenemos que comprar otros accesorios tales como un teclado externo para escribir cómodamente, o sencillamente el dock para poder acceder a cosas tan básicas como un puerto USB. ¿De verdad merece la pena entonces? Depende de qué se busque una tableta. Personalmente, me inclinaría por otras opciones más completas como por ejemplo la Surface Pro.