Hoy en día es habitual ver películas o series en versión original, ya que muchas veces no hay disponible una versión doblada o simplemente porque queremos escuchar la voz real del actor y disfrutar así de la historia en todo su esplendor. En caso que no domines el idioma original del vídeo, tienes la posibilidad de añadir subtítulos. En este sentido tienes dos opciones, reproducir el vídeo con el subtítulo por separado con ayuda de reproductores como VLC o añadir subtítulos en un vídeo con HandBrake para reproducirlo en cualquier televisor.

añadir subtítulos en un vídeo

HandBrake ofrece muchas opciones, algunas de ellas avanzadas, para convertir, arreglar y transformar vídeos de cualquier formato. En nuestro caso nos interesa usarlo para añadir subtítulos en un vídeo. Entre las ventajas de HandBrake, destaca por estar disponible tanto para Windows como para OS X y Linux. Además, es gratuito y de código abierto.

Paso 1 – Añade el vídeo a HandBrake

añadir subtítulos en un vídeo

El primer paso es añadir el vídeo a HandBrake desde el botón “Source”. No importa su formato, pues lee la mayoría de tipos de vídeo y audio disponibles.

Paso 2 – Selecciona un formato de salida

añadir subtítulos en un vídeo

Para integrar el subtítulo, HandBrake convertirá el vídeo al formato original o a otro de las opciones existentes. En el ejemplo, tenemos un vídeo MKV que convertiremos a MP4. Opcionalmente puedes personalizar la conversión en la parte inferior de la ventana principal cambiando el bitrate, desde “Video” y la calidad del sonido, desde ”Audio”.

Paso 3 – Añade el subtítulo

añadir subtítulos en un vídeo

Una vez tienes el subtítulo adecuado para el vídeo en cuestión, a poder ser en formato SRT, añádelo desde la pestaña ”Subtitles” y el botón ”Add External SRT …”. Entre otras cosas, podrás elegir el idioma en que se encuentra y el código, para evitar problemas con los caracteres propios del español, por ejemplo. HandBrake destaca porque admite dos o más canales de subtítulos, que podrás elegir durante la reproducción. Además, desde el botón ”Preview Window” tendrás la posibilidad de ver cómo quedará el subtítulo integrado.

Paso 4 – Convierte el vídeo

Ya sólo queda convertir el vídeo integrando el subtítulo. Para ello, haz clic en el botón ”Play” y espera a que termine el proceso de conversión. Opcionalmente puedes acudir a la pestaña de «Presets», donde adaptar la conversión a un dispositivo concreto, como iPod, iPhone, iPad o tableta Android. Así te asegurarás de que el vídeo será compatible y podrás verlo correctamente.

Como ves, añadir subtítulos en un vídeo con HandBrake es relativamente fácil. Además, el resultado es de gran calidad, pues este programa es compatible con la mayoría de formatos de vídeo y apenas pierdes calidad en la conversión. Por contra, no puedes sincronizar los subtítulos ni cambiar su fuente o tamaño de letra, algo que tendrás que hacer con otros programas.