No se si los GPS específicos para el coche siguen siendo útiles y más cuando con un smartphone moderno puedes tener lo mismo y más. Pero en TomTom se dedican a hacer dispositivos GPS y todo lo que saben lo han añadido a la nueva versión del TomTom Go, presentado hoy. El tiempo dirá si un dispositivo dedicado sigue teniendo mercado pero por lo pronto vamos a ver que incorpora de nuevo.

TomTom-GO

El nuevo TomTom Go viene en tres tamaños diferentes. Tenemos el modelo de 4.3 pulgadas, el de 5 y por último el de 6 pulgadas. Pero la ventaja real es que tiene conexión con TomTom Traffic para toda la vida, con lo que siempre tendremos el callejero actualizado y podremos escoger siempre la mejor ruta basándonos en el tráfico del momento. Esto es importante y nos asegura una gran vida del producto.

En cuanto al hardware, tenemos una pantalla capacitiva como la de un smartphone con lo que la introducción de texto y la navegación por el mapa será más agradable y sencilla. Es algo que parece muy obvio, especialmente con el tiempo que lo llevamos usando en nuestros teléfonos, pero muchos GPS aún usaban una pantalla de las antiguas con el tacto plasticoso.

Podremos usar los gestos tradicionales para acercar y alejar y los mapas tendrán una vista en 3D, resaltando la estructura de los edificios que aparecerá en los mapas. Por último podremos tener el dispositivo conectado tanto al smartphone como a la red telefónica para que reciba los datos y se pueda descargar las actualizaciones pertinentes.

En resumen, es una buena puesta al día de un dispositivo que tiene su mercado, sobretodo con conductores profesionales y que ha de mantener la innovación para hacer frente al terreno perdido frente a los smartphones. Estas innovaciones sirven para darnos un producto que sobre el papel tiene muy buena pinta.