Hace un par de días surgían los rumores sobre un posible HTC One Mini. Solo escuchar el nombre, yo que soy un ingenuo, pensé en un gran «¡Viva!». Pero al leer un poco las informaciones que iban surgiendo me di cuenta que sería otro caso de Samsung Galaxy Mini. Un smartphone en donde lo de mini no solo va por el tamaño sino por la reducción de especificaciones. Es por ello que pensé lo bueno que sería tener smartphones de gama alta compactos. Tamaño más reducido pero sin sacrificar especificaciones y potencia.

rivales del Samsung Galaxy S IV

Simplemente creo que los teléfonos actuales son muy grandes. Me gusta mi Nexus 4 pero con pantalones un poco ajustados no entra en el bolsillo. Aunque es bastante finito se acaba notando y lo acabo llevando siempre en la chaqueta. Ya veré como lo hago en verano pero si con el Nexus 4 tengo problemas con el HTC One o con el Samsung Galaxy S4 tendría algunos más. Me da la sensación que aunque se gana mucho con una pantalla de grande de 4.7 o 5 pulgadas, el tamaño hace que no sea cómodo para su uso con una mano.

Me parece perfecto que a alguien le guste la pantalla grande pero creo que debería haber alguna opción para quien quiere un teléfono top pero no necesita tanto tamaño. Ahora mismo, si cogemos los teléfonos de alta gama de reciente aparición, vemos como se van a tamaños que hace un año creíamos impensables. El Sony Xperia Z, el HTC One o el Samsung Galaxy S4 tienen una pantalla de 5, 4.7 y 5 pulgadas respectivamente. Un iPhone 4S o incluso el iPhone 5 parecen diminutos al lado de estos pero por atra parte se pueden manejar bien, la pantalla es suficiente en muchos casos y su tamaño es más compacto.

Está claro que cada persona necesita tamaños diferentes pero por eso mismo creo que marginar a la gente que quiere un telefono más pequeño y hacer que escojan algo con especificaciones más modestas me parece un error. Imaginemos lo bonito que podría ser un HTC One con una pantalla de 4 pulgadas. O un Samsung Galaxy Mini que tuviera unas especificaciones iguales a las del modelo grande. Es un mercado que puede funcionar muy bien y ahora que se sacan tanto modelos de distintos tamaños parece que es un nicho que ahora mismo está desaprovechado.

Podrían tener su público entre gente que trabaja en exteriores y a quienes un tamaño más compacto les ayudaría, o muchas mujeres que tienen manos pequeñas y que así podrían manejar el teléfono con una mano. Y ojo que estoy hablando de teléfonos de 4 pulgadas o parecidos, con lo que no es un tamaño muy pequeño y de esta manera la excusa de que no se ve nada en la pantalla no vale. Es un tamaño más manejable y compacto y excepto a la hora de navegar por la web me da la sensación que te permite hacer lo mismo que un teléfono más grande.

Quizás todo sean modas y así como ya vivimos la miniaturización de los primeros móviles, con aquel Nokia 8310 mítico, ahora estemos en fase de «expansión» de tamaños. Supongo que en un par de años volveremos a tamaños más compactos pero hay modelos que son muy atractivos en cuanto a prestaciones pero que simplemente tienen un tamaño exagerado. Veremos si con el X Phone tenemos más personalización y sacan un modelo más pequeño que no escatime en potencia.