En los últimos días se ha hablado mucho de Apple y el tiempo que esta compañía almacena los datos generados por los usuarios de Siri, el asistente del iPhone que responde procesando las indicaciones que le damos a viva voz. A estas alturas, a nadie le debe extrañar que empresas como Facebook, Twitter o Google, además de Apple, atesoren información relativa a nuestra actividad y la utilicen para personalizar nuestra experiencia en sus servicios (recordemos la política de privacidad unificada de Google) o bien afinar sus productos publicitarios. Si bien siempre se tiende a hablar de Facebook, Google es otro de los grandes players de la red que guarda muchos más datos de los que, quizás, nos podríamos imaginar y, como prueba de ello, vale la pena que le echemos un vistazo al Historial Web de Google.

qué es el historial web de google

¿Y qué es el Historial web de Google? Cuando hablamos de historial, más o menos, todo el mundo suele tener claras las funcionalidades del historial de navegadores como Chrome, Opera, Firefox o Internet Explorer. Cualquier navegador, salvo que usemos una navegación privada, almacena un registro con las páginas que hemos visitado; una información que podemos borrar si queremos o conservar en el caso de querer localizar alguna página que no recordemos (en Chrome, por ejemplo, podemos hacer búsquedas dentro del historial de navegación o, incluso, borrar elementos concretos dejando inalterados el resto).

Teniendo presente este contexto, el Historial web de Google nos presenta algo similar aunque, eso sí, para una buena parte de los usuarios es un servicio que no les resulta nada familiar y que, seguramente, rara vez lo hayan utilizado.

¿En qué consiste el Historial web de Google?

De la misma forma que el historial del navegador almacena en un registro las distintas páginas web que visitamos, el Historial Web de Google es el lugar en el que podremos ver toda la información relativa a búsquedas que hemos realizado en Google. Las búsquedas no solamente se circunscriben al «buscador convencional» sino que también abarcan las búsquedas en Google Maps, en las Noticias de Google, en Google Images, en el buscador de vídeos o en el buscador de libros.

Dicho de otra forma, salvo que hayamos configurado lo contrario, siempre que tengamos la sesión iniciada en Google y realicemos una búsqueda, Google la anotará en su registro junto a una marca temporal (fecha y hora en la que realizamos la búsqueda) y, a través de este servicio, podremos consultar todas las búsquedas hechas en Google y ver gráficas que nos muestren las horas en las que mayor actividad tenemos, qué días de la semana usamos más el buscador de Google o navegar por un calendario para ver qué hemos hecho cada día.

qué es el historial web de google

He de reconocer que la primera vez que entras en el Historial Web de Google uno se sorprende al ver cómo Google es capaz de estructurar nuestras búsquedas y presentarnos un registro en el que, en mi caso, se remonta hasta el año 2008 y puedo ver algunas de las búsquedas que hice en el servicio por aquel entonces.

Si bien es cierto que sorprende un poco, personalmente, creo que no hay que echarse las manos a la cabeza al ver este servicio, es más, creo que es algo que más o menos todo el mundo se puede llegar a imaginar en cierta medida y, aunque no estuviese accesible, nuestras búsquedas son un gran filón de información que Google explota para hacer mucho más certera su publicidad, que en el fondo sigue siendo una de sus líneas principales de negocio.

¿Para qué podemos usarlo?

Google utiliza esta información para ofrecer mejores resultados en nuestras búsquedas, es decir, una experiencia de uso mucho más personalizada basándose en nuestra propia actividad. Dicho de otra forma, Google explota esta información para mejorar la información que nos muestra al usar el buscador o al usar otros servicios de la compañía (algo bastante evidente) y, por ejemplo, ofrecernos mejores resultados en la función de autocompletar o en las búsquedas predictivas.

De todas formas, desde el punto de vista del usuario también podemos sacarle partido a este recurso porque aunque borremos el historial de nuestro navegador, en este servicio podremos rescatar las búsquedas que hemos hecho, las webs a las que hemos accedido gracias a estas búsquedas (sin tener que volvernos locos buscando por nuestros favoritos o intentando recordar una url) o ver claramente nuestra propia actividad, es decir, qué días usamos más el buscador o cuáles son las cosas que más solemos buscar.

qué es el historial web de google

¿Podemos controlar esta información?

Evidentemente, la información que Google almacena es algo que podemos controlar puesto que somos la fuente de estos datos. Sirva de punto de partida que, por defecto, Google generará este historial siempre; por tanto, si estamos validados en el servicio lo asociará a nuestra cuenta y si no lo estamos generará los datos y los almacenará para su explotación (es evidente que el buscador es un negocio y, en cierta medida, actuamos de producto).

De todas formas, siempre tendremos la opción de borrar los datos del historial o desactivarlo aunque, eso sí, Google nos advertirá que la calidad de los resultados se resentirá.

Un servicio bastante curioso que vale la pena visitar y revisar de vez en cuando.

Por cierto, ni que decir tiene que esta información es privada y solamente podemos ver nuestros datos.