El otro móvil de Google sigue dando mucho de que hablar. No son pocos los que esperan con ansias la llegada del Motorola X, el terminal diseñado por la compañía adquirida por Google y que según parece será el encargado de estrenar la nueva versión del sistema operativo Android, Key Lime Pie. Desafortunadamente, según las últimas informaciones todo apunta a que no será presentado tal y como se esperaba en el evento Google I/O, programado para los días 15, 16 y 17 en San Francisco. Al parecer, la escasez de paneles FullHD (que presumiblemente montará el dispositivo) ha llevado a que la producción se haya frenado, y la fecha definitiva para su lanzamiento quedaría retrasada para después del mes de agosto. No obstante, sí es posible que conozcamos durante la Convención I/O algunas de las características del X Phone.

Concept Art del posible aspecto del Motorola X.

Pero, ¿qué podemos esperar de este Motorola X? Internet está plagado de rumores sobre el terminal. Desde aquí queremos destacar algunas de las posibles características que incorporaría el X, un nombre que le viene como anillo al dedo, pues por el momento no podría estar rodeado de mayor misterio.

Especialmente curioso es el primer rumor que encontramos en diversos medios digitales. Estos especulan que Motorola X podría no referirse a un smartphone en concreto, sino a toda una gama de ellos. Particularmente creemos que esta información es poco acertada, ya que si bien es posible que en el futuro aparezcan más terminales bajo el sello de Motorola y con Android puro en diferentes gamas de prestaciones, opinamos que en este primer asalto por el trono, se centrarán en un solo dispositivo.

En cuanto a pantalla, parece confirmado que montará una FullHD de 4,7 o 4,8 pulgadas. Lo que habrá detrás de ella es más susceptible al debate. Algunas fuentes afirman que el procesador será un Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a nada menos que 2 GHz, además de 2 GB de memoria RAM. Por otra parte, resulta curioso leer en otros medios que es posible que estemos ante un móvil a la carta, es decir, completamente personalizable en el momento de la adquisición. Esto nos permitiría seleccionar qué componentes son esenciales para nosotros y de cuáles podemos prescindir, rebajando así el precio final.

Por ejemplo, un usuario podría decidir instalar solo 1 GB de RAM en lugar de 2, una cámara con más o menos megapíxeles, e incluso elegir la carcasa entre una gama de colores disponibles. Igual que en el anterior caso, no damos mucha credibilidad a estos rumores sobre la supuesta personalización del Motorola X más allá de que aparezca en varios colores y nos decantamos más por las primeras especificaciones. Lo que sí parece seguro es que su batería será de 2.200 mAh, un poco superior a la media y que junto a una buena optimización del software podría ofrecernos a los usuarios algo más de la tan ansiada autonomía en un smartphone de grandes prestaciones.

El aspecto del dispositivo es otra de características que todo el mundo desea conocer. Se ha especulado con que se tratará de un terminal muy fino, buscando un acabado sobrio y atractivo. Desconocemos qué tipo de materiales se utilizarán para su fabricación, pero los antecedentes de Motorola le avalan. La compañía siempre se ha caracterizado por la calidad de la mayoría de sus productos, utilizando en ocasiones materiales tan arriesgados como el kevlar, lo que sin embargo le ha otorgado una imagen de solidez y buena fabricación a sus móviles.

X-Phone-de-Google

Aparte de esto, unas declaraciones de Larry Page, cofundador de Google, podrían dejar entrever que el Motorola X estará diseñado para tener una gran resistencia a los golpes y caídas. No sería la primera vez que la empresa apuesta por construir un terminal todoterreno. Nos viene a la cabeza el actual buque insignia de Sony, el Xperia Z, y sus pruebas de resistencia al agua, pero mucho antes de eso Motorola ya había lanzado al mercado el Defy, pensado para sumergirse, golpearse y caerse sin sufrir daños, lo que le hizo ganarse el apodo de Acorazado.

Sin duda, las características que hemos citado situarían al terminal de Motorola en la gama alta de los smartphones. No obstante, los rumores, que parecen estar bien encaminados, sugieren que el precio final podría rondar los 200 dólares. Desde luego, si es así podríamos encontrarnos ante una nueva ruptura del mercado aún mayor de la que supuso la aparición del Nexus 4 el pasado noviembre.

¿Un terminal Android puro con especificaciones de gama alta y precio de gama media? ¿Un dispositivo completamente personalizable por dentro y por fuera? ¿El nuevo rival de los Nexus, o su verdugo? Muchas son las incógnitas que se nos plantean ante el nuevo terminal de Motorola. De lo que sí podemos estar seguros es de que se seguirán escribiendo ríos de tinta (o de bits) hasta que Google decida mostrarlo al mundo. Esperemos al menos saber alguna cosa más acerca de él en el próximo Google I/O a mediados de mayo.