Después de que Facua, una de las ONGs que defienden al consumidor en España, denunciara a Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo por vender sus móviles de tal manera que sólo funcionasen con sus redes, el Instituto Nacional del Consumo y las comunidades autónomas, han emitido un informe en el que tachan de ilegal esta práctica de vender móviles no libres. Desde luego todo un fallo favorable al consumidor y un punto a favor en la batalla por liberar móviles por FACUA.

Todo empezó en enero de 2012, cuando se presentó la denuncia que dio lugar a este informe, en la denuncia, la palabra usada era «sabotear» los terminales con el objetivo de retener a los clientes en sus redes y no dejarles moverse de ellas. Por fin parece que acaba una era, o al menos desde hace un tiempo se ven pinceladas de cómo podría empezar a finalizar la era de liberar móviles por FACUA, teniendo que recurrir a ellos para que el operador nos hiciera algo de caso.

Como resultado de este informe, se insta a las operadoras a liberar gratuitamente el móvil sin importar permanencia, y de manera gratuita para el cliente, que al fin y al cabo es quien está pagando por el terminal, así lo disfracen de una tarifa que no cuesta realmente ni un tercio de lo que el cliente paga por ella y con permanencias «necesarias». Eso sí, la única necesidad es estar sin deudas en la operadora, es decir, estar con todos los pagos hechos en fecha.

Por otro lado, este pequeño punto en la guerra de liberar móviles por FACUA, no significa eliminar la permanencia en ningún caso, ya que según el informe presentado, el cliente debe mantener el contrato por el periodo de permanencia acordado; es decir, la liberación del terminal sigue estando sujeta a las condiciones del contrato que el cliente adquirió en el momento de su compra.