Hace unas horas caía la bomba en las redes sociales: Instagram para Windows Phone ya estaba disponible para descargar en la Windows Store. Tras muchos meses de espera, y campañas de presión por parte Nokia incluidas, los usuarios del sistema operativo móvil de Windows tenían su recompensa. No obstante, desde ayer todos estábamos en alerta: se acercaba el April Fools’, el día de los inocentes anglosajón, y cualquier noticia aparecida en la red, especialmente las más sorprendentes, había que cogerla con pinzas.

La llegada de Instagram para Windows Phone, con todos los rumores previos, y el hecho de que aparecía en la Windows Store, no parecía una broma. O mejor dicho, fue una broma muy bien hecha, que engañó a muchísimos usuarios… hasta que intentaron descargarla. Entonces algo empezó a oler mal: la aplicación aparecía como una beta privada no descargable. Así lo había decidido el desarrollador que la subió a la tienda. Las sospechas aumentaban al ver la descripción completa, que entre otros puntos que explicaban sus características, deseaba en el punto final un Feliz día 1 de abril de una forma algo enigmática.

Instagram para Windows Phone

La cosa parecía clara: alguien se había gastado 100 dólares en una licencia de desarrollador de Microsoft para subir una aplicación falsa. Aunque desde luego consiguió su objetivo, pues el icono, el nombre de la aplicación, las capturas (provenientes de un concepto presentado hace un año) y el resto de detalles eran bastante convincentes. En resumen, todo se trataba de una broma, mejor presentada e ideada ciertamente que muchas otras vistas hasta ahora. Los usuarios de Windows Phone tendrán (tendremos) que continuar esperando. ¿Será en mayo, como sugería ALT1040, cuando veamos Instagram para Windows Phone? Si quieres comprobar el engaño por ti mismo, puedes acceder a Instagram para Windows Phone, que todavía sigue disponible (aunque no descargable, claro).

Actualización: La falsa aplicación de Instagram ya ha sido retirada de la Windows Phone Store.