Fujitsu, en su empeño por innovar en el campo de las pantallas táctiles, ha elaborado FingerLink Interaction System, que permite convertir cualquier superficie en una pantalla táctil sin necesidad de un hardware específico. No cabe duda de que Fujitsu se encuentra a la vanguardia en el desarrollo de este tipo de componentes, usados hoy en día en la mayoría de electrónica de consumo, desde smartphones hasta electrodomésticos del hogar.

FingerLink

Si ya quedamos asombrados con sus pantallas flexibles, la nueva vuelta de tuerca de la empresa es, cuanto menos, muy prometedora. El sistema se basa en el procesamiento de imágenes y solo necesita de una webcam y un proyector comercial para convertir desde un papel a una pared en una increíble pantalla táctil.

Por una parte, la webcam escanea la superficie, detectando sus dimensiones, su ratio y elementos, y el proyector se encarga de lanzar la imagen para que sea visible. Una vez hecho esto, el usuario puede interactuar con la pantalla, ya que la webcam detecta los movimientos de sus manos. Según Taichi Murase, ingeniero de Fujitsu, el sistema es capaz de comprender qué gestos están relacionados con la manipulación de la imagen y cuáles son fortuitos, para que éstos no interfieran con el uso de la pantalla.

Murase explicó durante la presentación de FingerLink Interaction System que no es necesario utilizar una superficie completamente plana, por lo que se podría utilizar incluso para complementar libros de texto, otorgándoles interactividad.

Aunque ya haya sido presentado, el sistema se encuentra todavía en fase de desarrollo. Desde Fujitsu afirman que aún quedan muchos detalles a los que atender antes de que esta tecnología sea completamente funcional, sin embargo puede que FingerLink no esté tan lejos como se podría pensar, ya que la compañía planea lanzar una primera versión al mercado antes de 2014.