El pasado 13 de marzo Vodafone y Orange llegaron a un acuerdo para trabajar conjuntamente para el despliegue de FTTH en España. No obstante, lo más llamativo fue el mensaje que ambas compañías lanzaron a Movistar y a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones: Telefónica no estaba jugando limpio y su negativa a llegar a acuerdos con Vodafone y Orange podría desencadenar en actividades monopolísticas por parte de Telefónica. Hoy han decidido dar un paso más y solicitar a la Comisión del Mercado de las telecomunicaciones sun intervención en el conflicto.

Concretamente, Vodafone y Orange han pedido por escrito a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones que obligue a Telefónica a negociar antes del 1 de junio un acuerdo que sea favorable para ambas partes y sirva para continuar desplegando las redes de fibra óptica FTTH en España.

Tanto Vodafone como Orange reclaman un mejor acceso a verticales, es decir, alcanzar un acuerdo de compartición con la empresa española para seguir desarrollando FTTH en España. Para ello, se acogen a la resolución de la CMT del pasado 2009 que así lo disponía. El movimiento de Vodafone y Orange responde al hecho de que la CMT levantara restricciones sobre Telefónica, dándole más libertad de decisión y permitiendo la negación de Telefónica a pactar por un desarrollo conjunto de FTTH en España.

Parece ser, por tanto, que tanto Vodafone como Orange están dispuestas a intentar mediante cualquier vía llegar a un acuerdo para compartir cableados verticales con Telefónica, reafirmando su compromiso con el desarrollo de FTTH en España. Recordemos que el ambicioso plan conjunto de las dos compañias cuenta con un presupuesto de 1.000 millones de euros para llegar a 6 millones de hogares españoles. Lo que desde luego está claro es el interés manifiesto por parte de las compañías telefónicas que operan en España de hacer llegar la fibra óptica a las casas tan pronto como sea posible. Independientemente de cómo acabe este litigio, lo cierto es que la fibra óptica cada vez está más cerca de estar plenamente extendida en territorio español.