Tras semanas agitadas en las que Samsung ha sido noticia constantemente por la cantidad de rumores y filtraciones que se han ido sucediendo, hemos llegado al día de la presentación del buque insignia de la compañía surcoreana: El Samsung Galaxy S IV. Hemos escuchado rumores sobre su diseño, visto distintas filtraciones sobre sus especificaciones técnicas y, en definitiva, nos podemos hacer una idea de lo que será el nuevo flagship de Samsung. Llegados a este punto y a falta de unas pocas horas para que el Samsung Galaxy S IV sea oficial, ¿Qué sabemos del nuevo flagship de Samsung?

El corazón del Samsung Galaxy S IV

De confirmarse las filtraciones, el Samsung Galaxy S IV se convertirá en el smartphone más potente del mercado. Todo apunta que el procesador Exynos OCTA 5410 dará vida a este Samsung Galaxy S IV. Un procesador que destaca por los 8 núcleos con los que está montado a una frecuencia de 1’8 GHz. Para que el Samsung no absorba la batería del nuevo smartphone, los surcoreanos podrían apostar por utilizar sólo cuatro núcleos de manera simultánea. Respecto a la unidad de procesamiento gráfico, todo apunta a que el Samsung Galaxy S IV dará la campanada, dejando de lado los chips de ARM para empezar a utilizar el PowerVR SGX544, prácticamente el mismo chip que el montado en el iPhone 5 y desarrollado por Imagination. Todo esto iría acompañado de 2GB de memoria RAM para dar fluidez más que de sobra a una máquina que, de confirmarse estas prestaciones, dará mucho que hablar.

Pantalla, cámara, conexiones

Samsung Galaxy S IV
Las diferentes imágenes que se han filtrado de este Samsung Galaxy S IV, independientemente de su vericidad, mantienen algo en común: El Samsung Galaxy S IV vendrá equipado con una pantalla de 4’99 pulgadas. Evidentemente, para convertirse en el nuevo flagship de la compañía y el argumento de Samsung para eclipsar a sus rivales, se espera que la pantalla del Samsung Galaxy S IV tenga una resolución Full HD y una densidad de píxeles de 441 ppp.

Respecto a la cámara, todo apunta a que el nuevo flagship de Samsung vendrá equipado con una cámara trasera de 13 megapíxeles de la que todavía se sabe poco y una cámara frontal cuya mayor baza será la de la posibilidad de controlar el Samsung Galaxy S IV sin tocarlo. Respecto a las conexiones, es difícil que nos decepcionen, siendo casi seguro que el nuevo flaghsip de Samsung disponga de conexión LTE e incorpore un chip NFC, además de todas las conexiones extendidas en la mayoría de smartphones del mercado: WiFi, Bluetooth o GPS, entre otros.

Eye Scroll, Eye Pause y reconocimiento de gestos

Siguiendo con la línea planteada en el Samsung Galaxy S III, todo apunta a que el gigante tecnológico incorporará novedades con respecto a la interacción entre el usuario y su smartphone, añadiendo a su nuevo smartphone nuevas características para exprimir el funcionamiento de su cámara frontal. Hace unos días se filtraron unas capturas de pantalla que aseguraban que el Samsung Galaxy S IV incorporaría la tecnología patentada por Samsung Eye Scroll y Eye Pause, ambas dirigidas a que el teléfono reaccione a la mirada del usuario. Concretamente Eye Scroll, sirviéndose de la cámara frontal rastrearía la cara del usuario para hacer scroll en las páginas que está visualizando; Eye Pause en cambio, serviría para que el Samsung Galaxy S IV pausara cualquier contenido multimedia que estuviera siendo reproducido cada vez que el usuario dejara de mirar su smartphone.

Además, hoy, el día en que el Samsung Galaxy S IV será presentado, se han filtrado una serie de videos que no sólo confirman la implementación de las dos tecnologías antes mencionadas, además se añadiría un sistema para interaccionar con el teléfono sin tocarlo, es decir, el Samsung Galaxy S IV incorporaría un sistema de reconocimiento de gestos.

Diseño y modelos disponibles

Samsung Galaxy S IV
Parece ser que el nuevo Samsung Galaxy S IV no sólo compartirá GPU con el iPhone 5 y todo apunta a que Samsung lanzará el modelo en dos colores -blanco y negro- y 3 capacidades distintas de almacenamiento -16GB, 32GB y 64GB- coincidiendo con el mismo sistema al que Apple nos tiene acostumbrado en sus dispositivos. Todas las imágenes filtradas también coinciden en que Samsung no cambiará su política con respecto al diseño y seguirá manteniendo los plásticos en este nuevo Samsung Galaxy S IV que, parece, estará muy inspirado en su predecesor.

Sistema Operativo

Samsung Galaxy S IV
Sin duda alguna, se espera que, el que para muchos será el mejor smartphone del mercado, venga equipado con la última versión de Android: Jelly Bean 4.2. No obstante, pese a que es evidente que el Samsung Galaxy S IV vendrá con la última versión de Android, sí será interesante ver qué nos cuenta Samsung en materia de software relacionado con su nuevo flagship: Desde aplicaciones exclusivas hasta acuerdos con Google para hacer que el próximo sistema operativo llegue de manera casi inmediata al Samsung Galaxy S IV. Por pedir, que no quede.

Quedan pocas horas para saber qué nos tiene preparado Samsung con su nuevo flagship, pero de confirmarse estas características, estaríamos ante una auténtica máquina móvil. Desde Celularis, os invitamos a todos a seguir el evento de Samsung en Nueva Tork para presentar su nuevo buque insignia: el Samsung Galaxy S IV.