HTML5 es importante porque supone la utilización de un estándar web, es decir, cualquiera puede disponer de una documentación oficial con la que desarrollar en función de las normas oficiales y así hacer que sus creaciones sean totalmente disfrutables en los navegadores que soportan dichos estándares. No voy a entrar en la polémica de si Flash o HTML5 porque para empezar no hablamos de lo mismo, pero creo que respetar los estándares siempre beneficia al usuario final. Y YouTube, uno de los sitios líderes de Internet, da ejemplo.

YouTube

El papel que tiene HTML5 en YouTube, el sitio más grande e importante de vídeos de toda la red tiene es muy importante precisamente porque sirve de referente y es un gran apoyo a una tecnología que llevamos años escuchando (y utilizando) pero que aún tiene un recorrido hasta su implantación total, algo que parece imposible teniendo en cuenta que Internet no deja de crecer.

Hace poco hablábamos de HTML5ify, un complemento que nos permitía forzar al navegador a utilizar siempre la versión HTML5 del reproductor de vídeo, en caso de que exista. Sin embargo YouTube ha lanzado hace unos días su propio HTML5ify, o, mejor dicho, su propia utilidad para que podamos optar siempre por HTML5: HTML5 Trial, o lo que es lo mismo, prueba de HTML5.

Accediendo a

http://www.youtube.com/html5

accedemos a un formulario donde se nos explica los navegadores soportados, que son los siguientes:

  • Firefox 4
  • Google Chrome
  • Opera 0.6.10 o superior
  • Apple Safari 4 o superior
  • Internet Explorer 9 o 6,7 y 8 con Chrome Frame instalado

Junto con algunas notas más como el tipo de vídeos reproducibles y algunos problemas que pueden llegar a aparecer (el soporte para pantalla completa en realidad es soporte para ventana completa), tenemos un vínculo para activar el reproductor HTML5. Esto hará que se guarde como preferencia nuestra elección y que todos los vídeos que reproduzcamos lo hagan a través del nuevo reproductor de HTML5, que dicho sea de paso promete renovarse durante las próximas semanas.