En las últimas semanas, una de las mayores noticias y polémicas en el mundo de la tecnología es la de WhatsApp empezando a cobrar a usuarios de Android a los que no había cobrado hasta ahora. El propio formato de WhatsApp para Android permitía la descarga gratuita pero obligaba al pago anual de menos de un dólar para renovarlo cada año. Sin embargo, en la práctica esta cantidad no se estaba cobrando, y WhatsApp empezó a hacerlo recientemente. Por contra, los usuarios de iOS sí pagaban ese dólar (menos, de hecho) por su descarga, pero no necesitaban renovar la licencia. Un agravio comparativo que ahora se daba la vuelta… Pero finalmente se ha equiparado: en adelante, habrá que hacer un pago anual por WhatsApp para iPhone, imitando el formato de Android.

Realmente, el caso de WhatsApp en los últimos meses ha sufrido unos cuantos virajes que le han dejado herido pero no muerto. A finales de 2012, experimentar algunas caídas le supuso el hartazgo de muchos de sus usuarios que comenzaron a buscar alternativas, y las encontraron sobre todo en Line, la aplicación de mensajería oriunda de Japón que justo hace dos meses alcanzó los 100 millones de usuarios. Esta competencia hizo que WhatsApp moviera ficha y pusiera su aplicación de iOS gratuita, pero con el paso de los meses se avivó la necesidad de monetizar el servicio, y se empezó a cobrar a los usuarios de Android. Ahora, para evitar ese agravio comparativo, se instaura también un pago anual por WhatsApp para iPhone. Así lo ha confirmado Jan Koum, CEO de WhatsApp, quien ha desvelado otras novedades interesantes:

  • Por el momento, no habrá versión de escritorio, por lo que Line puede respirar tranquila, pues su gran valor añadido permanece exclusivo. Al parecer, para WhatsApp lo importante es permanecer en el ámbito móvil.

  • Habrá streaming de vídeo en vivo, pero no llegará este año. Al menos sabemos que esta característica sí figura en el roadmap de WhatsApp.

  • La razón del cambio de modelo de WhatsApp (pago anual por WhatsApp para iPhone incluido) es la de continuar haciendo las cosas simples.

  • Tampoco se contempla por ahora una posible venta a otra empresa, a pesar de que desde hace tiempo se suceden los rumores.

En resumen, lo más inminente y seguro de todo esto es que el pago anual por WhatsApp para iPhone llegará este mismo año, aunque Koum no haya dado fechas concretas. Se homogeniza así, por fin, el formato del servicio entre plataformas.