ModernMix vuelve a incidir en uno de los mayores problemas de Windows 8. Lo decía ayer mismo: La pantalla de inicio de Windows 8 es uno de los elementos más polémicos del nuevo sistema de Microsoft. Amado por muchos y odiado por otros tantos, supone un cambio radical respecto a lo que los de Redmond nos tenían acostumbrados, y es que el botón de inicio ha pasado de ser una esquinita en nuestro escritorio a ser toda una ventana que ocupa el mismo a pantalla completa y que debemos ocultar si queremos trabajar en el entorno clásico.

ModernMix

Una buena solución al problema -para los detractores, por supuesto- es ImmersiveTallie, la aplicación de la que os hablaba y que nos permite reducir el tamaño de la pantalla de inicio y anclarlo a uno de los lados de la misma, aunque también puede serlo darle un enfoque diferente al asunto: El verdadero problema es la separación entre las aplicaciones de escritorio y las aplicaciones de Windows 8, quedando la pantalla de inicio en un mero lanzador que puede funcionar como lo hacía el menú de inicio.

Dado ese planteamiento, ¿Y sí pudiéramos utilizar las aplicaciones de Windows 8 como si fueran ventanas de escritorio? Eso es lo que propone ModernMix, una combinación entre ambas filosofías que puede funcionar muy bien y hacer que escritorio y aplicaciones coexístan bajo el mismo entorno.

ModernMix nos permite configurar la apertura de aplicaciones Windows 8 como nosotros queramos, eligiendo entre la pantalla completa tradicional o el modo ventana, que abrirá una ventana (que podemos maximizar o minimizar) como si se tratase de una aplicación de escritorio de toda la vida. Podemos moverlas, redimensionarlas, o incluso cerrarlas desde la esquina derecha. Por qué a Microsoft no se le ha ocurrido implementar lo que ofrece ModernMix es toda una incógnita, ocurriéndoseme que tal vez haya sido por cambiar los hábitos de uso del usuario, valga la redundancia.

El único inconveniente que tiene ModernMix, o al menos que a mi se me ocurra, es tal vez el tedioso proceso de descarga: Se trata de el típico sistema en el que necesitamos especificar una dirección de email para que se ns envié una invitación con el vínculo de descarga, algo que muchos vemos como una manera bastante sucia de sacar datos personales como la dirección de correo. Aun así, no creo que se nos llene la bandeja de entrada de spam, y creo que la idea merece la pena.