La guía de Lightroom 4 de Martin Evening es un libro de 639 páginas llamado Adobe Photoshop Lightroom 4. Guía completa para fotógrafos. Está publicado por Anaya Multimedia dentro de su colección Photo Club. Y con él me he reconciliado con las biblias dedicadas a explicar exhaustivamente los programas.

Martin Evening

Martin Evening es otro de los grandes autores que tiene la editorial Anaya para explicar el complicado mundo de los programas de edición de imágenes. Hace poco hablé de Scott Kelby, de su peculiar estilo y de la sencilla estructura de sus libros, accesibles para todo el mundo. Martin Evening es todo lo contrario. No escribe para principiantes ni para los que quieren arreglar un poco las fotos de los niños antes de mandarlas por correo electrónico. No es divertido ni ameno. Estamos ante un libro de texto puro y duro. Y eso es lo bueno, que te ayuda a conocer a fondo cómo funciona el programa. Si somos capaces de leerlo, de principio a fin, tomando notas y practicando con el ordenador al lado, seguro que nos convertiremos en especialistas del programa y nadie nos podrá hacer sombra. Ya sólo nos quedará saber hacer fotos bien, y eso es más difícil.

El libro tiene diez capítulos, y aunque creamos que dedica uno al menos a cada módulo, no es así, pues se centra en lo verdaderamente importante. Por ejemplo, para el nuevo módulo Mapa dedica siete páginas, pero para el módulo Revelar ocupa ciento cincuenta páginas; o casi ochenta para el módulo Biblioteca. Uno de los más interesantes es el capítulo 10, donde descubrimos cómo gestionar las fotografías en nuestro programa. Es increíble la cantidad de cosas que podemos hacer con Lightroom.

El porqué este programa (que nació para derrocar a Aperture, pero eso es otra historia) cada vez gana más adeptos lo explica muy bien Martin Evening en la introducción del libro:

Lr se diseñó desde un principio para proporcionar a los fotógrafos profesionales las mejores herramientas posibles. Ello se refleja en la forma en que separa las distintas tareas en módulos individuales, en cómo es capaz de procesar gran cantidad de imágenes de una sola vez y en la velocidad con la que almacena y recupera las imágenes.

Uno de los principales objetivos del proyecto Lightroom era reducir la complejidad y, ya desde el principio, el lema era proporcionar simplicidad absoluta.

Se desarrolló desde cero con la importante base de Photoshop, que es un programa de diseño gráfico, no lo olvidemos, que también trabaja con fotografías. Lightroom es única y exclusivamente para fotógrafos. A pesar de esa sencillez, que nos ha conquistado a muchos (personalmente ahora lo utilizó mucho más que su hermano mayor) tiene varios caminos y opciones que Martin Evening nos descubre con la precisión de un bisturí de un cirujano plástico.

Así que los que queráis aprender a manejar Lightroom tenéis la posibilidad de hacerlo leyendo este libro, que además está apoyado por una serie de documentos que nos podemos descargar de la página web de la editorial después de introducir el código que aparece en el libro. Estos archivos son las fotografías que emplea el autor, varios PDF , muy completos e interesantes sobre el mundo de las curvas o la gestión de color, que no han traducido al español (¿por qué?), y algunas acciones para trabajar más rápido, como una que recrea el efecto infrarrojo de las antiguas películas de blanco y negro u otra que permite hacer un time lapse.

De nuevo no estamos ante un libro precisamente barato (70€) en español. Lo podemos encontrar en inglés por 45€ y en versión digital por 20€ (en la lengua de Shakespeare). Pero para los que quieren aprender de verdad es una compra muy recomendable. Es un libro para tomar apuntes sin parar. Eso sí, para leerlo hay que estar muy despierto y sentir auténtica pasión por la fotografía digital.