En los últimos tiempos se ha desatado una fiebre por el running, y quizás uno de sus posibles culpables sea la sencilla y atractiva monitorización que ofrecen las aplicaciones desde nuestros smartphones, así como el factor social de compartir nuestras carreras en Twitter o Facebook. Tiempo, ritmo, distancia, calorías, elevación, mapa, progreso, récords personales… Muchos factores que compartir, y por los que pugnan muchas aplicaciones. En el caso de las que tratamos en AppleWeblog, en la App Store: Nike+, Runkeeper, Endomondo, Runtastic… Y ahora, una de reciente aparición, que cuenta con un valor añadido importante: la sincronización con nuestro equipamiento. Concretamente, con nuestra camiseta, a través de un pequeño sensor cardíaco. Es GOW Trainer, salió galardonado del The App Date Awards 2012, y lo hemos probado a fondo.

El kit de GOW Trainer lo componen una camiseta, el sensor cardíaco Bluetooth, y la aplicación para iPhone. Cabe señalar que únicamente es compatible con iPhone 4S o 5, ya que hace uso de Smart Bluetooth (o Bluetooth 4.0), tecnología disponible únicamente en los dos últimos smartphones de Apple.

Camiseta

GOW Trainer

Dos modelos diferentes, para chico y chica. La de chico, la que hemos probado, es muy ceñida y ajustada. No lo es en vano: los sensores cardíacos de su parte interna han de estar en permanente contacto con la piel, con lo que no tendría sentido hacer una camiseta que no fuese así. Por lo demás, tiene un diseño en absoluto llamativo, lo que es de agradecer. De color azul marino con detalles blancos no es un atentado estético, ni mucho menos.

Cabe señalar que es recomendable humedecer los sensores interiores (las dos bandas rugosas) antes de ponernos la camiseta; esto ayudará al sensor a detectar nuestras pulsaciones y enviarlas al iPhone. No ha de preocuparnos humedecer el tejido ni los sensores, pues es resistente al agua, y además no tiene costuras, con lo que será más cómodo para llevarla.

Sensor cardíaco

GOW Trainer

Antes de recibir el kit GOW Trainer, cuando miraba las imágenes del sensor pensaba que quizás resultara algo tosco llevar eso sobre el pecho, preocupándome la sensación que pudiese transmitir, y que a la larga durante una carrera acabase siendo molesto. Una vez probado en carreras de entre 30 y 65 minutos, no ha sido incómodo en absoluto. Lo que se ha podido notar, la banda elástica de la camiseta, la explicaré más adelante.

Sobre su funcionamiento, es imposible que sea más sencillo. Lo es porque realmente no hay que hacer nada. Nos limitamos a conectarlo a los corchetes, iniciar la aplicación en nuestro iPhone, y listo. No hay más, se trata de lo bueno del Bluetooth 4.0: queda en reposo conservando la máxima autonomía, y se activa automáticamente cuando detecta que su software se lo pide desde otro dispositivo. Gracias a ello, su batería dura más de un año, según anuncian, y es resistente al agua, por lo que nuestro sudor no nos debe preocupar, ni el agua que nos echemos por encima para refrescarnos.

GOW Trainer App

GOW Trainer

La aplicación (recordemos, sólo para iPhone 4S o 5) tiene la desventaja respecto a los competidores de haber llegado más tarde que ellos. Nike+, Endomondo, o Runkeeper, por citar algunos, llevan mucho tiempo en la App Store, lo cual les ha permitido ir afinando sus aplicaciones. GOW Trainer ha sabido aprovechar la ventaja que le pueda dar este retraso: sacar su aplicación con todas las ventajas y funcionalidades que los competidores han necesitado tiempo para implementar.

Así, GOW Trainer reúne varias de las características que tienen otras aplicaciones por separado. Por ejemplo…

  • Tiene modos diferentes para ejercicios outdoor, indoor, ciclismo o por supuesto running.
  • Permite elaborar planes de entrenamiento.
  • Ofrece seguimiento en directo de nuestra carrera.
  • Cálculo de tiempo, distancia, ritmo, calorías consumidas, elevación, consumo de grasas e hidratos, etc.
  • Mensajes de ánimo durante la carrera por parte de nuestros amigos en redes sociales.

Aunque sin duda, lo que más me ha gustado de la aplicación es un aspecto que no tiene que ver con sus prestaciones: la aplicación es muy rápida, apenas tiene tiempo de carga, sino que en cuanto la lanzamos ya podemos hacer uso de ella. Unos pocos taps y ya estaremos usando la aplicación.

GOWTrainer.com

GOW Trainer

La web es el actor que falta en el kit de GOW Trainer. En ella, aparte de revisar y poder comprar los productos de GOW Trainer, también podemos seguir el registro de nuestra actividad de una forma mucho más completa que desde la aplicación. Y lo que es mejor: elegir entre muchísimos planes de entrenamiento diferentes, según la actividad que queramos realizar, el nivel actual que tengamos en dicha actividad, e incluso objetivos más específicos: perder peso, lograr una forma física aceptable, finalizar una 10K, finalizar esa misma carrera en un tiempo objetivo, preparar carreras populares, o directamente aspirar a objetivos más serios como el de una maratón.

Planes que se adaptan a todas las necesidades, y que a mi juicio tienen un aspecto bastante prometedor. A simple vista, otros planes de la competencia pecan de ser demasiado optimistas u otorgar una progresión lentísima a sus usuarios. Los de GOW Trainer parecen más honestos con el usuario. Por otro lado, echo en falta en la web una interfaz más clara, más sencilla, que condense mejor la información y la muestre de una forma que no haga necesario pararse a leer al detalle cada apartado.

Conclusiones

7/10

Adentrarse en un terreno donde la competencia lo está haciendo bien, y lleva mucho tiempo, es todo un reto para cualquier startup. Más que un reto, a veces casi un suicidio, salvo que realmente se le otorgue un valor añadido a la iniciativa. Algo así es lo que ha hecho GOW Trainer, que no se limita a lanzar una aplicación, que por otro lado, sería más difícil de monetizar si se quisiese mantener la gratuidad de la misma para no perder ventaja frente a los competidores. Lo que hace GOW Trainer es ofrecer de forma conjunta, y perfectamente integrada, el hardware y el software, siendo el hardware el sensor cardíaco que se conecta con la camiseta, de una forma que como dije antes apenas se siente ni molesta. Una solución similar a la de Nike+ antes de que llegara con GPS a los smartphones: integrar el sensor en la ropa (en aquel caso, en la zapatilla) de la forma menos notoria posible.

Obviamente, GOW Trainer no es perfecto. Como he dicho en el apartado superior, su página web deja el regusto de una oportunidad perdida para impresionarnos del todo; no obstante es uno de los aspectos que más probablemente se irá renovando próximamente y sufrirá iteraciones que corrijan sus carencias. El funcionamiento del kit en sí es algo que sí me deja totalmente satisfecho. Gracias al Bluetooth 4.0, el proceso es tan sencillo como abrir la aplicación, ponernos la camiseta, y empezar a correr, sin sincronizar manualmente ni activar cada vez que empezamos el sensor. Y los resultados son bastante ajustados, por lo que GOW Trainer es una muy buena opción para quien quiere tener totalmente monitorizado su progreso deportivo, uniendo software y hardware de forma cómoda. Y aunque todavía está sólo para iOS, el próximo 25 de marzo también llegará a Android.