¡Bienvenidos a la septuagésima cuarta entrega del consultorio del ALTFoto, queridos lectores! En esta sección respondemos todas las consultas de los lectores, sean básicas o avanzadas, orientándolos un poco más en la carrera del aprendizaje.

Estudio

Hoy hablaremos de varias cuestiones básicas.

Comenzamos con Aldo Machado que rompió el hielo y disparó la primera consulta:

Me gustaría saber si conoces algo de la General Electric Pro x500. Tengo una y estoy muy decepcionado, principalmente porque con una Canon A560 tengo muchos mejores resultados.

No suelo responder este tipo de preguntas pero curiosamente he tenido exactamente una de esas en mis manos y la experiencia no fue satisfactoria. Como cámara puente principiante está bien, tiene un formato pequeño acompañado de un superzoom y, lo más importante, controles manuales necesarios para aprender realmente como funciona una cámara.

Pero en la práctica el problema más molesto era la velocidad de respuesta del disparador, además de un sistema particularmente lento. El problema no era las imágenes que producía, sino el desempeño de la cámara. Si ya tienes una A560 dedícate al 100% a ella. Si bien tiene la mitad de megapixeles y un zoom menos poderoso, aun así conserva controles manuales y es una cámara más que decente.

Seguimos con Antigonas o al menos con alguien que está utilizando su usuario:

Esteee… andaba pasando por un cibercafé y me encontré esta cuenta abierta y aprovecho para hacer una pregunta: ¿Que adaptador necesito para poner una lente tipo Nikon (Sigma) a una cámara Canon Rebel?

Hay muchas soluciones chinas con adaptadores que son una simple pieza de metal. Unen ambas partes y funcionan de maravilla, ya que su única función es simplemente mantener la cámara y la lente juntas. En eBay puedes encontrar muchas opciones que comienzan en los $15 dolares.

Ten en cuenta que no habrá conexión electrónica entre ambas partes. Es tan solo una pieza de metal. Así que perderás cualquier tipo de sistema de enfoque y en algunos casos puede fallar la exposición. Si esto último sucede, te recomiendo utilizar el modo de prioridad apertura. Por alguna razón soluciona los problemas de medición con lentes analógicas (o adaptadas en este caso).

Y Antigonas, no olvides cambiar tu contraseña.

Finalizamos con Fernanddo que preguntó lo siguiente:

Me está gustando mucho la fotografía de productos y food styling. Estoy planeando en adquirir luces pero no sé si hacerlo con flashes de mano o de estudio. Lo digo por el precio. ¿Existe mucha diferencia? Además pensaba en conseguir un flash de cabecera para usarlo en reuniones o quizás en street photography

La principal diferencia entre ambos tipos de flashes es la potencia. Claro que su formato es distinto y sus agregados diferentes, pero la premisa básica que los diferencia es la capacidad que tienen en generar distintos tipos de intensidades. Un flash de mano es un flash casual, que gracias a un formato pequeño permite ser transportado fácilmente. Su potencia es más que decente, especialmente en los últimos modelos que venimos viendo hace años.

Pero un flash de estudio tranquilamente puede generar una intensidad equivalente a 4 o 16 flashes de mano. Justamente, debido que a que son mucho más grandes y consumen mucha más energía, generan más luz que sus equivalentes pequeños. Si realmente estas empezando y quieres algo portátil que te sirva en la calle, ve por uno de mano. Una vez que hayas encontrado tu camino con este accesorio podrás decidir si invertir más dinero en uno de estudio.

Y así terminamos esta edición. ¿Alguna consulta? Deja tu comentario aquí debajo.

Foto: Illusive Photography