Sparrow era el cliente de correo favorito de muchos usuarios. Pero desgraciadamente, Google compró la empresa responsable y cesó su desarrollo. Sin embargo, Airmail para Mac, aun en fase beta, es un digno sucesor, con las mismas ventajas principales: interfaz muy cuidada y funcionamiento intuitivo. Además, tendremos opciones de personalización interesantes, y la gestión de nuestros emails será en general muy cómoda.

Interfaz cuidada, intuitiva y visual

Airmail para Mac

La aplicación se divide en cuatro columnas. De izquierda a derecha, en la primera seleccionaremos qué cuenta estamos utilizando (podemos ocultar esta columna), y después las distintas bandejas, los correos electrónicos y la visualización de los propios mensajes.

Uno de los aspectos que más me gusta de Airmail para Mac es que posee un montón de elementos visuales que nos hacen más cómodo y ágil la gestión de correos electrónicos. Por ejemplo, las etiquetas añadidas aparecerán se mostrarán con diferentes colores, los prioritarios con una banda amarilla y en el buzón unificado se mostrará el avatar de nuestras diferentes cuentas en los mensajes.

Otro aspecto interesante es la barra inferior, que nos permitirá filtrar nuestros emails siguiendo diferentes parámetros como mensajes no leídos, mensajes favoritos, etc; haciendo que sea un poco más fácil organizar nuestras bandejas. En la parte superior de Airmail para Mac encontraréis los botones dedicados a Componer nuevo correo, actualizar, y en la parte correspondiente a los emails: responder, marcar como favorito, archivar y eliminar. Estos accesos rápidos posibilitan, de nuevo, que la gestión de los correos se haga de forma rápida.

Airmail para Mac

El menú de componer nuevo correo nos permitirá, por supuesto, darle formato al texto y adjuntar archivos arrastrándolos. La opción de búsqueda funciona de forma precisa, y nos permitirá buscar en los campos asunto, cuerpo, nombre y adjunto, delimitando perfectamente nuestra búsqueda. Incluso podremos buscar en varios de estos campos de forma simultánea.

Airmail para Mac no es perfecta, empezando porque se encuentra en fase beta y esto conlleva que su rendimiento no alcance el 100% que tendrá en su versión final, ni que tenga todas las funcionalidades desarrolladas. En mi caso por ejemplo echo de menos el gesto pull-to-refresh para actualizar los mensajes o una opción rápida para responder a los correos como tiene Sparrow; pero son detalles insignificantes y que se resolverán para su salida oficial.

Completando la aplicación con funciones interesantes

Opciones de Airmail

La interfaz y todo el flujo de trabajo en Airmail para Mac es excepcional, pero para conquistar a todos los públicos necesita aportar todas las funciones que se puedan requerir. El soporte para etiquetas y atajos de teclado está asegurado, así como la posibilidad de añadir diferentes alias y firmas para cada cuenta introducida.

Las notificaciones tienen soporte para el centro de notificaciones de Mountain Lion y podremos activarlas o silenciarlas individualmente para cada cuenta, además de elegir el sonido que más se ajuste a nosotros. También podremos adaptar algunas opciones básicas del funcionamiento de la aplicación como descargar automáticamente los archivos adjuntos o usarlo como cliente por defecto.

Airmail para Mac

El apartado visual también es personalizable, pudiendo elegir entre 5 temas diferentes, que cambian por complejo el aspecto de los correos electrónicos en la bandeja de entrada. Otro detalle interesante es que podremos vincular nuestra cuenta de Dropbox y nuestros archivos se subirán instantáneamente cuando los adjuntemos a un correo electrónico.

En definitiva, Airmail para Mac es un muy buen gestor de correo electrónico, que hereda de Sparrow sus dos principales bazas, una interfaz intuitiva y cuidada y un flujo de trabajo cómodo y visual. Se encuentra en fase beta, por lo que es normal y comprensible encontrar algún que otro error, pero ya tiene un funcionamiento correcto y la mayoría de funciones que necesitaremos.

Descarga y más información: Airmail