La combinación del hardware de Nokia con el software de Microsoft está dando muy buenos resultados a ambas compañías, aunque parece que la tendencia muestra que el acuerdo entre Nokia y Microsoft pronto pasará a beneficiar más a la compañía finlandesa que a la desarrolladora de Windows Phone. Desde el primer acuerdo entre ambas compañías, se han estado pagando mutuamente cifras astronómicas, siempre siendo Microsoft la gran beneficiada. Pero al parecer, el cambio de ciclo está a punto de suceder y será Nokia quien reciba compensación económica por implementar el software de Microsoft en sus dispositivos.

Así lo muestran las cuentas de Nokia presentadas a la comisión de cambio y seguridad de los Estados Unidos, en las que define sus perspectivas de futuro y dibuja la relación con Microsoft. Según el acuerdo entre Nokia y Microsoft, la relación entre ambas empresas está basada en pagos recíprocos, es decir, Microsoft recibe ingresos por parte de Nokia por el uso y mantenimiento de su sistema operativo, mientras Nokia se beneficia de ingresos por el uso que hace Microsoft de su tecnología propia –como sus mapas-, así como pagos en materia de publicidad y marketing.

acuerdo entre Nokia y Microsoft

El acuerdo entre Nokia y Microsoft se mantiene desde 2011 y todo apunta a que será Nokia quién empiece a beneficiarse ahora de las condiciones pactadas. Sin duda alguna, la escalada de ventas de dispositivos Lumia han sido el detonante de este giro. Estos datos confirman la tendencia al alza de la compañía finlandesa y acaba por evidenciar que la importancia de Nokia para el desarrollo de Windows Phone es vital.

La relación de mutua dependencia entre Nokia y Microsoft recuerda a la relación entre Samsung y Google y seguramente avivará rumores sobre las presiones que unas compañías se harán a otras. Compañías que están obligadas a tener una muy buena relación porque dependen las unas de las otras pero que no pueden evitar mirarse con recelo.