El MIT ha creado un innovador traje espacial que facilitará en gran medida el trabajo de los astronautas cuando se realicen misiones de exploración humana a Marte en los próximos años. El que posiblemente sea el traje espacial de la NASA en el futuro, está siendo revisado por la agencia aeroespacial de los Estados Unidos en estos momentos.

traje espacial de la NASA

Dava Newman, que ha sido la encargada de liderar el proceso de investigación para la creación de este traje espacial, ha comentado durante una de sus conferencias científicas:

Cuando enviemos a los primeros seres humanos a Marte deberemos conseguir la mayor cantidad de datos científicos en la menor cantidad de tiempo para no agotar a nuestros astronautas en el proceso.

Precisamente para evitar el agotamiento de los astronautas en las misiones debido al peso y rigidez de sus trajes, a esta profesora de aeronáutica y astronáutica se le ocurrió la idea de crear un biosuit que sea ligero y quede ceñido al cuerpo.

A lo largo de la historia aeroespacial de la NASA los astronautas han tenido que lidiar con voluminosos trajes que obstaculizan su flujo de trabajo normal, por esta razón la compañía ha centrado su atención en la creación del MIT para renovar su flota actual de trajes Mark III.

El nuevo traje conocido por el nombre de EVA está fabricado en cuero y fibra de carbono lo que le permite ser mucho más seguro que los trajes espaciales actuales. Mientras que una raspadura en un traje tradicional significaría una disminución dramática de la presión que podría llegar a ser un problema mortal, el biosuit de EVA se parchearía automáticamente casi al instante debido a su innovadora tecnología. Su creadora comenta que la parte blanca del material es elástico por naturaleza, mientras que las líneas negras trabajan como una especie de esqueleto humano.

La idea de un traje elástico no es nueva, el Dr. Paul Webb trabajó a finales de la década de los años 60 en un prototipo similar al actual pero mucho menos complejo. Veremos si finalmente el prototipo de MIT se convierte en el traje espacial de la NASA para los astronautas en sus futuras misiones al planeta rojo.