Como cada inicio de mes, Valve, la empresa detrás de la plataforma de juegos en línea Steam y también detrás de una enorme cantidad de títulos de juegos populares, ha publicado el informe de sus estadísticas mensuales relacionadas a cuota según sistema operativo, tarjetas de vídeo, cantidad de memoria RAM y más, algo que le es de muchísima utilidad a la empresa para conocer en qué ámbitos enfocar sus prioridades (de desarrollo y soporte técnico) y cuales, poco a poco, ir dejando en el olvido. Sin embargo, este mes ha sido excepcional, ya que nos hemos encontrado con una gran sorpresa, y es que la penetración de Steam en Ubuntu ha contado con un crecimiento excepcional, al haber alcanzado el 1.12% de la cuota total del mercado, en apenas un mes desde su lanzamiento.

Valve lanzó Steam para Ubuntu el pasado 20 de diciembre de 2012, luego de un par de meses en forma de beta cerrada para probar su desempeño y estabilidad, algo común antes de un nuevo lanzamiento de software. Es sorprendente que, en apenas poco más de un mes, haya adoptado una cuota de 1.12%, que si bien puede sonar como un número muy bajo, estamos hablando de una versión muy limitada de la plataforma de juegos en línea, tanto así que apenas cuenta con un catálogo de juegos inferior a los 40 títulos, ya que el trabajo de portar estos a otro sistema operativo no es tarea fácil, y supone un desarrollo complicado, que incluso puede tardar meses.

Las cuotas del sistema operativo se ubican de la siguiente manera, en la actualidad:

  1. Windows 7 – 69.73%.
  2. Windows XP – 10.05%.
  3. Windows 8 – 8.76%.
  4. Windows Vista – 6.02%.
  5. OS X – 3.56%.
  6. Ubuntu – 1.12%.

No está de más acotar que Windows 8 tiene un crecimiento muy acelerado en Steam, tomando en cuenta que el sistema operativo tiene apenas poco más de tres meses en el mercado, luego del primer mes superó a OS X, y esta vez ha superado a Windows Vista para ubicarse como el tercer sistema operativo más usado por los miembros de Steam.

Linux y su enorme importancia para Valve

Más allá de lo que supone llegar (finalmente) al mercado de los usuarios de software libre, y brindarles la oportunidad de no tener que ejecutar Wine ni ninguna máquina virtual o tener que hacer una partición del disco duro con Windows sólo para poder jugar en Steam (cosa que por varios años tuve que hacer), la llegada de Steam en Ubuntu trae consigo intenciones ocultas por parte de Valve.

Gabe Newell, Presidente y Fundador de esta compañía, está al tanto de que millones usuarios de Linux querían jugar al Left 4 Dead o Half-Life en sus ordenadores sin tener que hacer mil y un cosas previas, y los ha complacido. Pero la verdadera intención de esta llegada se radica en el próximo plan de acción de Newell, su próxima meta: competir en el mercado de las consolas.

Steam Box es el nombre de la solución híbrida que proponen desde Valve y que llegará este mismo año, pero lo más importante con respecto a este híbrido entre consola y ordenador es que su sistema estará basado en Linux, y es allí donde nos percatamos de la importancia del debut de la plataforma en la distribución de Linux más popular en el mundo.

Hace algunos meses presentaron el modo Big Picture de Steam, que permite de una manera práctica y muy sencilla disfrutar de nuestra biblioteca de juegos en esta plataforma, a través de un televisor y haciendo uso de un mando de control. Esta es otra clave del futuro y la ambición de Valve.

Si bien Steam Box estará basada en Linux, el sistema estará diseñado para iniciar directamente en Big Picture, y así tener quizás el ordenador de gaming más barato y versátil del mercado, porque por supuesto, también permitiría jugar usando un ratón y un teclado, sin ningún problema.

Como podemos ver, la llegada de Steam en Ubuntu no ha sido mera casualidad, ni simplemente para complacer a todos los usuarios de este sistema operativo (aunque de igual manera, personalmente lo agradezco). Se basa en la libertad que ofrece un sistema operativo abierto para crear una plataforma ideal que inicie de una vez en modo Big Picture y, por supuesto, reduzca un poco el precio de la consola/ordenador al no tener que pagar licencias de Windows.

En la CES 2013 vimos el primer prototipo de Steam Box de la mano de la empresa Xi3, aunque este tenía un precio muchísimo más elevado de lo que suponíamos originalmente. No obstante, Valve lanzará su propio modelo, en algún momento durante este año 2013, y pondrá a disposición de todos los fabricantes para que lancen sus versiones con diferentes precios y características técnicas.

Así que podemos esperar con calma que habrán muchos Steam Box para elegir, funcionando gracias a Linux y quizás plantando cara a la próxima generación de consolas de Sony y Microsoft.

Imagen de cabecera: DeviantArt.