La compañía surcoreana Samsung sigue ampliando su familia de smartphones. Los cuatro nuevos smartphones de Samsung han sido presentados con motivo del Mobile World Congress en Barcelona. Todos ellos correrán bajo la versión 4.1.1 de Android Jelly Bean y estarán enfocados al mercado de gama media/baja.

Con los nuevos smartphones de Samsung, la compañía surcoreana sigue creciendo y confirmando su apuesta por dominar todas las capas de mercado de smartphones, reabriendo de nuevo el debate sobre si Samsung está saturando la oferta de terminales.

Samsung Galaxy Xcover 2

El Galaxy Xcover 2 es el más interesante de los presentados por Samsung en esta ocasión. Con un procesador dual-core de 1GHz y 1 GB de memoria RAM, pretende ser la alternativa a aquellos que busquen un teléfono de batalla. Su mayor baza es que viene preparado para ser resistente al agua y al polvo, siendo el teléfono más robusto de los nuevos smartphones de Samsung. El terminal viene equipado con una cámara trasera de 5 megapíxeles y una frontal con resolución VGA, 4GB de almacenamiento interno y una batería de litio de 1700mAh.

Nuevos smartphones de Samsung

Samsung Galaxy Express

El Samsung Galaxy Express combina unas especificaciones técnicas moderadas con una pantalla de 4’5” Super AMOLED Plus y conectividad LTE. Es sin duda, el más potente de los nuevos smartphones de Samsung, con un procesador dual-core de 1’2GHz y 1GB de RAM. En cuanto a la cámara, sólo se diferencia del Galaxy Xcover 2 en la cámara frontal, teniendo la del Galaxy Express una resolución de 1’3 megapíxeles. Si bien no es un smartphone muy potente, sí incluye unas características que resultarán interesantes para aquel que busque un gama media competitivo.

Nuevos smartphones de Samsung

Samsung Galaxy Fame y Samsung Galaxy Young

La compañía surcoreana también ha presentado nuevos smartphones con Android Jelly Bean destinados a competir por el precio más bajo. El Samsung Galaxy Young será el más limitado de los nuevos smartphones de Samsung, diferenciándose del Galaxy Fame al no contar con cámara delantera y tener una pantalla TFT de 3’16” y sólo 512MB de RAM. También su cámara trasera estará bastante limitada, con una resolución de tan solo 3 megapíxeles. El Galaxy Fame, en cambio, sí contará con una limitada cámara frontal VGA y una trasera de 5 megapíxeles y, como su hermano pequeño, tendrá como corazón un procesador de 1GHz.

Nuevos smartphones de Samsung