Nos topamos con otro interesante proyecto en Kickstarter. Se trata de lo que podría ser la primera cámara point and shoot 3D del mundo, que se llamará Lynx A y que tendrá el tamaño de una tablet grande, un poco incómodo pero ciertamente innovador. La idea detrás del emprendimiento es poder acercar la tecnología 3D, que en estos últimos años ha experimentado un verdadero boom (sobre todo en el cine) al mercado de los consumidores. ¿Podrán hacerlo? Están cerca de superar su meta de U$S50.000, así que pronto podría ser una realidad.

Técnicamente hablando, la Lynx A es la primera cámara point and shoot 3D del mundo, que es capaz de producir modelos en tres dimensiones con presionar simplemente un botón. De acuerdo con sus desarrolladores, si podemos usar una compacta de Nikon, no necesitaremos otros conocimientos avanzados para tener que manejar este equipo. Esto claramente muestra intenciones de popularizar el formato, a través de un dispositivo más accesible, no solamente por el precio sino también por la usabilidad.

Una de sus desventajas más importantes es, quizás, el diseño. Más que una cámara este equipo parece un iPad que consumió hormonas de crecimiento. La Lynx A está formada por una cámara digital a color de 640×480, y un sensor 3D para capturar la información de profundidad de una imagen. En la parte frontal, nos encontramos con una enorme pantalla de 14 pulgadas LCD que servirá para capturar la foto 3D y luego revisarla. Algo así como el display de una DSLR, por ejemplo.

La Lynx A contará además con una interfaz de usuario simple, para que la cámara pueda ser controlada usando algunos botones y una especie de joystick similar a los de las consolas de videojuegos. Incluirá también una tarjeta de gráficos poderosa para hacer el procesado de las imágenes 3D, una gran capacidad de almacenamiento, y una batería con una independencia de 4 horas. Así, podemos proceder a la creación de imágenes 3D de forma independiente, sin tener que estar sentados en un ordenador.

Este equipo tendrá tres modos diferentes de captura: modelado de escena, modelado de objeto, y captura de movimiento. El modelado de escena es muy similar a las aplicaciones de fotografía panorámica disponibles para smartphones, donde lo único que tenemos que hacer es girar la cámara en 360 grados para construir un modelo en 3D del ambiente donde nos encontremos.

Por otro lado, el modelado de objetos tendrá un comportamiento similar, con la única diferencia de, en lugar de girar la cámara en un ambiente, vamos a tener que caminar alrededor del objeto o sujeto que queremos modelar para obtener una visión en 3D final. En último lugar, la captura de movimiento permite usar la Lynx A como una videograbadora en tres dimensiones, que capta el movimiento de los sujetos para convertirlos en modelos 3D, una función ideal, por ejemplo, para la creación de animaciones de personajes.

¿Queremos colaborar con el proyecto de Kickstarter? Con una “donación” de 1800 dólares nos aseguramos uno de los primeros modelos que serán lanzados, un precio que no varía demasiado de las modernas DSLR disponibles en el mercado. Sin embargo, el funcionamiento del equipo puede ser una decepción, sobre todo si ni siquiera han comenzado a fabricarlos. Pero las personas están apostando fuerte y están acercándose a su meta monetaria: tienen 40 días para recaudar los 15 mil dólares faltantes.

La movida del 3D parece estar pisando fuerte. Justamente, hace algunas semanas, la fabricante coreana Samsung presentó la nueva NX300, que cuenta con un lente especial para producir imágenes 3D. La idea de Samsung es introducir en el mercado de consumo masivo la tecnología 3D, en cierto sentido, una idea similar a la que tienen los creadores de la Lynx A.