La importancia que ha cobrado internet y el consumo de datos móviles en la tecnología de la comunicación móvil es innegable: En el Mobile World Congress se está haciendo patente este hecho, estando la mayoría de las novedades centradas en el consumo de productos digitales desde nuestros smartphones, tablets, phablets o cualquier dispositivo electrónico que quepa en nuestras manos. El informe de GSMA pone, por tanto, en relieve esta tendencia que vemos constantemente: La importancia del consumo de datos seguirá incrementándose durante los próximos años, sobrepasando el peso económico de las llamadas para las compañías telefónicas.

El caso más paradigmático de esta tendencia lo encontramos en Japón, país que en 2012 pasó a ser el primero del mundo cuyas empresas móviles vieron cómo los ingresos por consumo de datos superaban a los ingresos por servicios de voz. Según las previsiones de GSMA, Argentina será el siguiente país en seguir la senda marcada por el país nipón y este mismo año sus compañías telefónicas ya ingresarán más por datos transferidos que por las llamadas realizadas.

El informe, aunque no revelador, sí hace hincapié en la importancia del consumo de datos móviles en países en vías de desarrollo y señala la importancia de trabajar en el ámbito de las telecomunicaciones para contribuir con el desarrollo de estos. No en vano, una de las estrellas de este Mobile World Congress está siendo el sistema operativo Firefox OS y los productos que empezarán a implementarlo están generalmente enfocados precisamente a estas economías.

Además de la información sobre el consumo de datos, la GSMA augura un papel de máxima relevancia a los servicios y productos móviles, sirviendo para mejorar servicios como la educación o ayudando a optimizar recursos en campos como el de la salud o el medio ambiente. También para los países en desarrollo la GSMA prevee mejoras en campos como el mHealth (salud móvil), que pretende salvar un millón de vidas en el África Subsahariana.