Que Windows Phone tenga unos estándares en cuanto a hardware, no significa que no pueda ser accesible. Para muestra, un botón: Huawei se ha embarcado en la fabricación de smartphones con Windows Phone 8 para África a precios bajos, el Huawei 4Afrika. Fuera de las características del terminal, hay un análisis mucho mejor por hacer, y tiene que ver con Nokia.

huawei 4afrika

El Huawei 4Afrika es sólo el primero de una gama de teléfonos que irán saliendo dentro de la iniciativa 4Afrika. El teléfono se lanzará este mismo mes en Angola, Egipto, Costa de Marfil, Kenia, Marruecos, Nigeria y Sudáfrica.

Siendo una variante del Ascend W1, vamos a ver las características de este nuevo terminal:

  • Pantalla de 4 pulgadas a 400 x 800 píxeles.
  • Procesador de doble núcleo a 1.2Ghz de Snapdragon.
  • Doble cámara.
  • 4Gb de memoria interna.
  • 10 milímetros de grosor.
  • Un poco más de dos semanas de duración en espera.

Una vez vistas las características, que no están nada mal, veamos algo más interesante: cómo algo bueno para Microsoft puede perjudicarle por otro lado con Nokia.

Recapitulemos: Nokia tiene una alianza con Microsoft, Microsoft apoya el lanzamiento del Huawei 4Afrika, que entra a competir directamente con los Nokia Asha, pero con Windows Phone, un sistema operativo de verdad, por así decirlo. ¿Qué podría salir de esto?

Personalmente dudo que a Nokia le haga mucho daño por el momento, pero las cosas pueden cambiar en el MWC si Nokia presenta su propia gama baja, que es lo esperado y casi lógico, aparte de una posible renovación de la gama alta con Catwalk. Y, aún así, es probable que Nokia tenga más de un as bajo la manga, porque su compromiso tan serio y tan temprano con Windows Phone le dio a Nokia la capacidad de usar funcionalidades que aún no conocemos de Windows Phone que ni la propia Microsoft podría usar si lo quisiera.