Uno de los aspectos más interesantes de Google+, además de los círculos y la gestión de la privacidad, son los hangouts, es decir, el servicio de videollamadas grupales que se incluyen en la red social de Google. Los hangouts nos permiten realizar videoconferencias fácilmente y conectar con más de 10 usuarios a la vez para conversar, debatir, realizar una videoconferencia de trabajo o divertirnos con nuestros amigos usando los efectos que tenemos a nuestra disposición. Lógicamente, realizar una videoconferencia implica ciertos requisitos de ancho de banda que no siempre podemos cumplir así que, con idea de ampliar el alcance del servicio, Google+ ha desplegado un par de mejoras que harán los hangouts algo más accesibles.

google-plus

La primera de las mejoras que el equipo de Google+ ha añadido a los hangouts es un control del ancho de banda a utilizar durante la sesión de videoconferencia; es decir, un control con el que podremos ajustar a tiempo real las preferencias de ancho de banda de la sesión y realizar ajustes sobre la marcha. La idea es que, en cualquier momento, podamos aumentar o disminuir los recursos utilizados y adaptarnos a las circunstancias de conectividad que tengamos en cada momento.

Control ancho de banda hangouts google+

Por otro lado, siguiendo la misma senda de la racionalización del ancho de banda requerido para realizar un hangout, Google nos permitirá realizar sesiones solamente de audio, es decir, podremos suprimir la retransmisión de vídeo y reducir drásticamente el consumo de ancho de banda necesario para realizar la sesión. Si activamos esta función, el resto de usuarios verá una foto fija de nuestro perfil y escucharán nuestra voz y, nosotros, no penalizaremos nuestra conexión de datos (algo que nos puede venir muy bien si usamos una conexión móvil).

Ambas mejoras se desplegarán a partir de hoy mismo en los perfiles de los usuarios y, por tanto, podremos realizar estos ajustes en nuestras sesiones de videoconferencia, ganando en flexibilidad puesto que podremos seguir utilizando el servicio aunque las características de la conexión que estemos usando no sean, precisamente, las más idóneas.