En Celularis ya hemos hablado varias veces, todas las que un nuevo actor en la telefonía móvil requiere, de Firefox OS. El nuevo sistema operativo móvil de Mozilla, dentro de su papel de emergente, cuenta con una gran ventaja: el apoyo recibido por Telefónica. Y en los próximos días habrá más, como cuentan en TecnoEstrategia. Más novedades que denotan la dirección a la que apuntan las operadoras.

Hasta ahora, la citada Telefónica, junto con Deutsche Telekon, eran los principales valedores de Firefox OS. En los últimos tiempos, más actores de relevancia en el mundo de las telecos se han ido sumando a este apoyo: Etisalat (Emiratos Árabes Unidos), Sprint (Estados Unidos), Telecom Italia, Telenor (Noruega), y Smart (Filipinas). Uno de estos actores -Telecom Italia- cuenta con participación de Telefónica en su estructura empresarial. Situación similar a la de uno de los gigantes que se espera que se sume a este apoyo a Firefox OS, China Unicom. ¿Cuándo llegarán estos nuevos apoyos? Previsiblemente, en el MWC 2013.

Firefox OS

Se espera que en el MWC de Barcelona tengan lugar varios anuncios más por parte de operadoras en los que comuniquen sus marcos de colaboración con Firefox OS. No sólo China Unicom: América Móvil, teleco líder en América Latina controlada por Carlos Slim, también se sume a este nuevo conglomerado de operadoras. Asimismo, se habla de otros gigantes del sector a nivel mundial: SingTel (Singapur y parte de Asia y Oceanía), Portugal Telecom, Megafon (Rusia), Korea Telecom, NTT DoCoMo (Japón), Vimpelcom (Rusia) y Hutchison (Hong-Kong y otros países asiáticos y europeos).

Fabricantes

Por si fuera poco con una lista de operadores con 2.200 millones de abonados, también hay varios fabricantes que se suman a los apoyos a Firefox OS. Apoyos tangibles que van más allá de buenas palabras, y pasan en la mayoría de casos por acuerdos de producción de terminales con Firefox OS instalado de forma nativa. Así, si en un principio conocimos los casos de ZTE y Alcatel, y hace unas semanas se desvelaba el acuerdo de la española Geeksphone se esperan tres nuevos actores de relevancia: Huawei, LG… y Sony. Especialmente importante es esta última, quien desde que absorbió la parte de Ericsson ha presentado terminales de calidad, con muy buenos diseños y especificaciones punteras orientadas a la gama alta en los últimos tiempos.

Firefox OS

Obviamente esto es sólo el principio. El panorama de la telefonía móvil en los últimos años nos hace sabedores de que cuando algo funciona, la competencia acecha, y no sería de extrañar ver a otros fabricantes pasar a la acción y al menos experimentar con Firefox OS. Previsiblemente uno de ellos sería la omnipresente Samsung, que quizás encuentre un pretexto para sacar algunos terminales más al año, pero sin duda el más relevante sería Google, quien sigue conservando a Motorola para dar un nuevo golpe. El gigante de Mountain View es el pilar económico de Mozilla, y no sería de extrañar que reclamara su parte, puestos a poder permitirse invertir en nuevos productos aunque finalmente acaben engordando su lista de fracasos.

¿Por qué estos apoyos?

¿Qué hay detrás de todo esto? No es usual que tantos y tantos operadores y gigantes tecnológicos mundiales muestren su apoyo a un sistema operativo emergente. Esta situación me hace pensar en el discurso de César Alierta, presidente de Telefónica, hace exactamente tres años. En él, de una forma que se entendía mejor o peor, dejaba notar la preocupación de las operadoras en general por haber perdido el control de varios componentes de lo que envuelve a la telefonía móvil con la llegada de los smartphones y las tiendas de aplicaciones. Describía una nueva forma de crear, subir y descargar aplicaciones, que es justo el sistema de Firefox OS. Una plataforma común, con completa interoperabilidad, en la que los operadores puedan empezar a tomar partido (económico, se entiende).

Asimismo, los smartphones con Firefox OS tienen un especial recorrido en economías emergentes, ámbito operacional de un buen número de operadoras de las citadas anteriormente. A ello podemos unirle que estos acuerdos pueden significar el retorno de los móviles subvencionados en países y operadoras donde han dejado de estarlos, lo cual ayudaría a aumentar sus ventas desde el principio. Por ser gratuito y libre, Firefox OS puede suponer un lucrativo negocio para las operadoras. Al fin y al cabo, es difícil pensar que todos estos apoyos de gigantes tecnológicos multimillonarios vienen por amor por el software libre.

Android, la víctima de todo esto

Firefox OS

Con esta conjura por parte de telecos y fabricantes, especialmente por parte de los primeros, se extrae una intencionalidad, bien sea directa o indirecta (apuesto por lo primero). Y es la de arañar parte de la cuota de mercado de Android. No parece probable que el sistema 100 % cerrado de Apple con iOS incluya un considerable nicho de usuarios que repentimanete estén interesados por una plataforma 100 % abierta. En Android (y también en Ubuntu Phone OS, pero eso es otro cantar que aún no ha madurado), sí se encuentra un volumen de usuarios que, al margen de sus entusiastas, puede dividirse en:

  • Geeks amantes del software libre, que es casi seguro que al menos a modo experimental estén muy interesados en la alternativa que ofrece Firefox OS.
  • Geeks que prueban cualquier novedad, de éstos hay en cualquier sistema operativo, y sin duda pueden suponer un buen flujo inicial de usuarios de Firefox OS.
  • Usuarios que priman el bajo precio, pues no están interesados en ciertas especificaciones ni funcionalidades. Únicamente quieren un terminal económico (y Android tiene una buena lista de ellos).

Tres tipos de usuarios, tres cartuchos a quemar por las operadoras para atraerlos hacia Firefox OS, quienes cuentan con el apoyo de -a día de hoy- 2.500 desarrolladores. El nuevo sistema operativo de Mozilla puede suponer un peligro para Android, que actualmente domina el mercado vendiendo 7 de cada 10 smartphones. Un descenso de esta cuota, en favor de un aumento de la de Firefox OS, rentabilizaría más el negocio de las operadoras.