Hace poco presentaron el nuevo libro de José María Mellado, y ayer terminé de leerlo. Estamos ante uno de los libros técnicos más claros y comprensibles de Anaya Multimedia Photo Club.

Nuevo  libro Mellado

Ha pasado mucho tiempo desde que publicó el primero. Han cambiado tanto las cosas desde entonces que el nombre del autor ha pasado de estar en una esquina de la portada a presidirla. Ya no se va a comprar un libro de técnica fotográfica, se va a comprar un libro de Mellado. La fama le precede. Y tenía el reto de mejorar lo que había hecho hasta este momento. Sus cursos se llenan, sus fotografías se venden por doquier en ferias y galerías, y ha expuesto con Isabel Muñoz y Cristina García Rodero en la Casa de América de Madrid (uno de mis sueños).

Se está vendiendo como rosquillas, como era de esperar. La primera edición de 5000 ejemplares ya se ha agotado y está a punto de llegar a los comercios la segunda. Él mismo lo ha presentado como su mejor obra, donde ha volcado todo su saber. El subtítulo del libro ha pasado de un escueto:

Método de trabajo eficaz para guiar al fotógrafo en la transición digital.

a un llamativo y eficaz:

Las técnicas y métodos definitivos. CS6. Una obra maestra completamente renovada.

Ha pasado de 450 páginas a 526, con un índice alfabético muy cómodo para encontrar exactamente lo que buscas. Porque estamos ante un libro de consulta. Se puede leer de principio a fin sin volverse loco, y de hecho es recomendable, pero su destino es estar al lado del ordenador para cogerlo en cuanto se nos plantea una duda en Photoshop. Además tiene códigos QR, que funcionan perfectamente, que nos enlazan a vídeos explicativos sobre lo que estamos leyendo. Los usuarios de Lightroom todavía tienen que esperar a que escriba sobre dicho programa.

Estos manuales, Fotografía de alta calidad, salen justo después de la presentación en sociedad de la nuevas versiones de Photoshop. Esta vez ha ocurrido lo mismo, y es algo que se agradece, pues la versión CS6 es prácticamente un nuevo programa, gracias al nuevo motor de revelado de Adobe y los nuevos controles de Camera Raw. Sigue el mismo esquema de los demás, explicando desde cómo realizar la toma para conseguir la máxima calidad hasta la impresión y presentación de las fotografías.

Son doce capítulos en los que se desgranan todos los pasos de un método que está comprobado que funciona. Llama la atención como se van perdiendo cosas por el camino, desde el mundo del escaneado de la película química hasta las famosas tres teclas (F10, F11 y F12) que todos usábamos para sentirnos, los antiguos, como si estuviéramos todavía en el laboratorio. El avance y el protagonismo de Camera Raw ha sido tal, que esas viejas y entrañables acciones han perdido su sentido y ahora hay mejores recursos para conseguir el mismo efecto. Es curioso lo poco o nada que utiliza los objetos inteligentes, cuando en otras ocasiones ya habló de sus bondades. A lo mejor en el que está preparando sobre Lightroom… Y son bienvenidas las páginas sobre las curvas que, por fin, son tratadas en profundidad. O el llamativo proceso ELE que sustituye al HDR, para acabar de una vez por todas con esa estética horrible de muchas fotografías que invaden la red.

Leyendo este libro, un novato en la materia puede llegar a conseguir una buena copia, no una buena fotografía, pues para eso hay que leer y ver otros libros y hacer muchas fotos. No podemos olvidar que es un libro de técnica y no de estilo (aunque algo habla de composición), algo que vuelvo a insistir que fue el gran error de muchos. Y los aficionados avanzados y los profesionales pueden encontrar técnicas y procesos novedosos En esta ocasión se agradece que no sólo haya fotos del autor, sino que también de otra fotógrafa muy distinta, que además sirve de modelo. Es un acierto en toda regla para demostrar que su método se puede aplicar independientemente del fotógrafo que tú seas. No es sólo para fotógrafos de paisajes. Por utilizar estos métodos, no estamos obligados a oscurecer cielos y contrastar sin parar. Podemos adaptar el método para expresarnos con nuestro estilo. No estaría bien hacerlo al revés.

Es un manual muy útil. Es cierto que habla de trucos de Photoshop que están prohibidos en los periódicos y concursos, y los puristas se llevarán las manos a la cabeza. Pero alguna vez tendremos que ponerlos en práctica por motivos comerciales, seguro. Es para todos los que les gusta la fotografía, y si alguien tiene la necesidad de borrar una persona, o desplazarla de lugar, está bien que sepa cómo hacerlo. Cada uno es libre de utilizar las técnicas que considere necesarias, la información nunca sobra. Mellado ha vuelto a dar en el clavo.