César Alierta, CEO de Telefónica, arremetió con dureza contra los ecosistemas cerrados en la apertura del Mobile World Congress de Barcelona. El directivo no ocultó que se refería a iOS y Android cuando hablaba de ecosistemas cerrados y ensalzó las ventajas de otros sistemas operativos, como Firefox OS, que cuenta con el apoyo de la firma de telefonía. Además, en su opinión compañías como Telefónica sufren un trato injusto por parte de los gobiernos, ya que están sujetas a más impuestos y regulaciones que otros actores que no aportan nada al mercado en términos de inversión.

Sin embargo, estos actores (aquí también habría que incluir a empresas como Facebook, aunque no fue nombrada de forma directa) se benefician enormemente de los esfuerzos hechos por los operadores, según denunció Alierta en su intervención. Y cree que esta situación debe cambiar, pues mientras que «la inversión de otros actores ha sido totalmente irrelevante«, los teleoperadores gastaron unos 225.000 millones de euros en inversión.

De todos modos, también quiso matizar que no están «en contra de la neutralidad de la Red». Simplemente piden trabajar en un ecosistema justo, no como la situación actual en la que, según percibe, se ven limitados por la regulación y por los pagos que deben hacer en materia de impuestos. A esto hay que unir la aparición de nuevos monopolios, entre los que se encuentran estos ecosistemas cerrados (que se trataría más bien de un oligopolio) o en el mercado de los buscadores.

Vittorio Colao, CEO del grupo Vodafone, se mostró de acuerdo con César Alierta, aunque fue bastante menos duro con sus palabras. En cualquier caso, reconoció que «necesitamos más equilibrio» en la industria. Para ello, los reguladores deben crear legislaciones que partan de principios no discriminatorios.

Por otro lado, la propia industria puede tratar de cambiar la tendencia con el apoyo a iniciativas abiertas como Firefox OS, basado en HTML5 y que es, según César Alierta «la respuesta para hacer de la web la plataforma» y, de este modo, acabar con los monopolios. Y para ello se basa en los cuatro pilares que consideran básicos para la industria y que demandan los usuarios: es abierto, respeta la privacidad, es seguro y es transparente.