El próximo 20 de febrero Sony estará presentando el futuro de PlayStation, lo que podríamos estar seguros de que se trata de una nueva consola de sobremesa y el inicio así de la nueva generación. Microsoft también está muy cerca de hacer lo mismo, y de su próxima Xbox ya hemos escuchado hablar, luego de una reciente filtración de características y todos los rumores que apuntan también a su presentación este año. Sin embargo, el rumor más reciente sobre esta consola de Redmond habla sobre el bloqueo de los juegos usados en Xbox 720, una noticia alarmante.

Si bien es cierto que el mercado de segunda mano debe afectar las ventas para los desarrolladores y para la empresa como tal, este ha existido toda la vida y para muchas personas (especialmente en territorio latinoamericano donde los juegos alcanzan precios exorbitantes) supone la oportunidad de conseguir juegos a mejores precios, alquilarlos o sencillamente intercambiar con un amigo.

Microsoft implementaría una tecnología que exigiría una conexión constante a internet para así registrar en la base de datos de la compañía el serial de cada juego que introduzcamos en la consola, y asociarlo a ella, por lo que los juegos usados en Xbox 720 estarían ligados única y exclusivamente a nuestro aparato.

Esta medida sería lamentable y perjudicaría muchísimo a un enorme grupo de usuarios, ya que supondría una presión total y absoluta, obligando así a siempre adquirir un juego nuevo, bien se trate de un lanzamiento reciente o algo que haya sido lanzado tres o cuatro años atrás, es indiferente.

En mi opinión, esta medida más de ayudar a los estudios de desarrollo los perjudicaría. Veamos el siguiente ejemplo:

Imaginemos que esta medida hubiese sido implementada en Xbox 360 y que esté a punto de salir al mercado el juego Gears of War 3, parte de una saga. En mi caso, querría jugar los dos títulos anteriores para estar al tanto de la historia completa, pero al ser juegos viejos, de hace más de 5 años, sería muy difícil conseguirlos en el mercado sin que se trate de un juego de segunda mano o usado, por lo que quizás me olvidaría de la saga por completo.

Mi punto es que al bloquear el mercado de juegos usados en Xbox 720 también afectaría a las ventas de juegos nuevos, y lograría que grandes títulos de años anteriores quedaran en el olvido, a menos que la empresa los siga produciendo en masa, cosa que es casi imposible tomando en cuenta los nuevos desarrollos.

Además, en el caso de que Sony no implemente el bloqueo de la segunda mano en la próxima PlayStation, Xbox 720 perdería una gran cantidad de posibles compradores, quienes se verían tentados por esta cualidad en la consola de Sony. Esta sencillamente no es la forma más efectiva y correcta de impulsar las ventas. Esperemos no sea más que un rumor.