ALTFoto edita tu foto vuelve el fin de semana, los dos días en los que más fotografías se hacen. Hoy es el turno de Jorge Leal, que nos envió la imagen que vamos a ver a continuación. Todos los lectores pueden participar. Sólo tienen que escribir un comentario en este artículo y me pondré en contacto con ellos. Pero vamos a ponernos manos a la obra.

Foto original

En primer lugar, veamos el comentario de Jorge Leal sobre su fotografía:

Hola Fernando,

Me parece interesante la sección dedicada a editar las fotos que te envían, mi nombre es Jorge y sigo aprendiendo de fotografía. Me gustaría que me ayudes a realizar un revelado de la foto adjunta. La toma esta realizada en Buenos Aires sobre las vías del Tren de la Costa, ya realice un revelado, igual no me cierra aún, me parece que los colores siguen como “quemados”, también la parte del cielo se ve quemada en donde se junta con los arboles, jugué con la luminancia de los colores en lightroom, pero aún así no me termina de convencer. Quizás necesito es una segunda opinión y que mejor que de tu parte.

Saludos,

Hoy, que algunos se llevan las manos a la cabeza por revelar lo que sale de la cámara, da miedo proponer una interpretación. Menos mal que sabemos que no está mal hacerlo cuando la intención es mejorar lo que se nos ofrece. Nuestro mayor esfuerzo debe ser conseguir la mejor fotografía en el momento del disparo, para pasar el menor tiempo posible delante del ordenador.

En este caso, la imagen de Jorge Leal tiene un problema: los espectadores no saben dónde mirar pues no hay un punto de interés en el que fijar la mirada. Seguro que el Tren de la costa es una de las atracciones turísticas más bonitas de la ciudad de Buenos Aires, pero aquí no vemos nada de eso. Se adivina un aparcamiento y un paseo a la izquierda; y a la derecha de las vías, que están iluminadas por un sol de justicia, un mercadillo sumido en la sombra. La fotografía tiene un contraste excesivo. Y la zona que se supone con más interés, el mercadillo, no se ve.

Hacer fotografías no es sólo disparar la cámara cuando vemos algo que nos gusta. Antes de disparar hay que pensar, hay que previsualizar, como dijo Ansel Adams, cómo quedará la copia final. En este caso, si nos gusta el encuadre en cuestión, la luz no es la adecuada. Ni la estación. Imaginaos esta fotografía en un día nublado, en otoño, y con un persona con un abrigo rojo recorriendo el camino de la izquierda. En el lado derecho, por la poca luz, los tenderos han encendido las luces. Y para rematar, el fotógrafo ha incluido la silueta de una persona en el primer plano… Sería otra historia. La misma ubicación pero un resultado distinto. Eso sería una buena foto. Difícil. Pero nadie ha dicho que esto sea sencillo.

Esta fotografía no está bien compuesta, no tiene buena luz y aunque está muy bien expuesta (el histograma seguro que llega a la derecha) le falta vida. Pero tenemos la oportunidad de revelarla en profundidad pues está en formato RAW y creo que podré hacer algo llamativo con ella.

Tras pasar bastante tiempo contemplándola, pienso que la solución es pasarla a blanco y negro y jugar con los contrastes para darle un punto de interés, que en este caso será la vía iluminada por el sol. Muchos tendrán la tentación de hacer un HDR, pero no aportaría nada, y sólo estaría cayendo en una moda que espero que pase pronto. Además el esfuerzo que supondría hacerlo bien no arreglaría nada.

Mañana veréis el resultado. Y espero que Jorge Leal pueda volver al mismo sitio para repetir la fotografía. Y que cuando la vea note ese gusanillo en el estómago que todos sentimos cuando conseguimos algo bueno. Esta imagen es el principio de algo. Es un apunte. La realidad no siempre queda bien.