Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación.
Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Vine, la apuesta de Twitter por el vídeo

Por el 25 de Enero de 2013, 00:24
Vine, la apuesta de Twitter por el vídeo

Twitter es un servicio que ha sabido evolucionar muy bien en estos años de andadura y, poco a poco, hemos podido experimentar cómo nacía un ecosistema de aplicaciones y servicios a su alrededor mientras que el propio servicio desplegaba nuevas funcionalidades para no depender de servicios de terceros. Las imágenes fueron uno de los primeros casos de esta evolución y, ahora, Twitter comienza a atreverse con los vídeos gracias al lanzamiento de Vine, una aplicación que nos permite compartir vídeo en nuestros tweets aunque, eso sí, de una manera no demasiado convencional.

Twitter vine

¿Y qué es Vine? Vine es un servicio vinculado a Twitter pero que se materializa en una aplicación independiente (por ahora solamente disponible en iOS) con la que podremos grabar clips de 6 segundos de vídeo para generar un bucle (que se repite, claro está, cada 6 segundos) que podremos compartir a través de un tweet (y visualizarlo dentro de una twitter card directamente sobre el timeline).

Vine es un servicio que Twitter ha adquirido, es de suponer, con el objeto de ampliar su propia oferta de servicios y controlar algo más el ecosistema del servicio y la experiencia que se ofrece al usuario que, en el caso de estos pequeños vídeos de 6 segundos, pueden dar bastante juego tanto para realizar una retransmisión en Twitter de un evento como para pasar un buen rato con nuestros amigos y enviarle alguna que otra broma (porque, además del vídeo, también se incluye audio en el clip).

Twitter ha comentado que están trabajando en llevar el servicio a otras plataformas y, por tanto, iOS no será la única en poder disfrutar de Vine aunque sobre las fechas no han dicho nada y no han dado plazo alguno.

Un clip de 6 segundos, a primera vista, puede parecer que no es gran cosa y que no supone ningún aporte frente a lo que nos pueda ofrecer YouTube que, precisamente, no hace mucho que facilitó mucho las cosas con YouTube Capture. Frente a YouTube, está bastante claro que Vine ofrece menor duración en los vídeos pero, aún así, creo que vale la pena pensar en dos detalles.

Por un lado, es un paso más de Twitter para controlar su ecosistema e independizarse de los servicios de terceros (recordemos que también ofrecen filtros a lo Instagram), un movimiento que les hemos visto hacer varias veces con sus giros en el uso de su API. Por otro lado, la simpleza de Vine marca la diferencia con respecto a otros servicios existentes y, bien usado, puede ser un recurso interesante para los usuarios en general y, como no, para las marcas y empresas que se relacionan con su audiencia a través de Twitter.

Más de: TWITTER, VINE

Recomendados