Durante el año pasado han sido varias las ocasiones en las que en puro ataque de procrastinación me he visto buscando algún servicio o utilidad que convirtiera vídeo a GIF animado. He perdido minutos y minutos y finalmente me he desanimado y he decidido que era mucho mejor ponerme con mis tareas y trabajar un poco.

Video Gif

Desafortunadamente, he encontrado una aplicación Windows que puede realizar el trabajo, y además lo hace de forma sencilla y rápida. Se trata de Video To GIF Converter, una utilidad de Freemore Software que nos permite realizarlo de manera sencilla y gratuita, a través de una aplicación Windows de la que os hablo a continuación.

Lo primero es descargarla, algo totalmente indoloro y además rápido ya que apenas ocupa 5.4 megabytes. Una vez instalada nos encontramos con una sencilla interfaz que se divide en dos partes: Una botonera superior con varias opciones y una ventana con el resumen de operaciones.

Los botones se refieren a Input o fichero de entrada, Start, que debemos utilizar para iniciar las operaciones de convertido, y tres opciones adicionales para detener, pausar o reanudar la conversión. Utilizando la opción de entrada accedemos a un diálogo donde podemos seleccionar el vídeo de entrada, que siempre debe ser un fichero offline -tal vez ese es el punto débil de la aplicación- y que puede estar en los siguientes formatos y contenedores:

  • AVI
  • MP4
  • FMEG
  • FLV (YouTube)
  • MOV
  • 3GP

Lo siguiente es elegir las opciones del GIF o imagen animada resultante. El diálogo nos permite ajustar el framerate, con la posibilidad de conservar el ritmo original, y también cortar un cacho del vídeo, en caso de que sólo queramos quedarnos con una escena o fragmento. Un selector deslizante nos permite hacerlo de forma cómoda y sencilla antes de pulsar el botón de OK.

Por último hemos de pulsar el botón de inicio y ver cómo se convierte el vídeo. El fichero resultante será, dependiendo de la calidad seleccionada, igual al vídeo pero en formato de imagen animada GIF. Ya podemos embeberla en nuestro sitio web o enviarla vía Twitter o Facebook con el objetivo de crear la meme del momento.