Desde hace bastantes versiones, creo recordar que desde Windows XP aunque con Windows 2000 también podíamos incluir personalizaciones, la instalación de temas no-firmados es una realidad gracias al famoso uxtheme.dll, un archivo que una vez modificado nos permitía liberar el potencíal gráfico en la interfaz del sistema de Microsoft.

Windows 8

Los pasos a seguir dependían de el sistema y de su versión concreta incluyendo actualizaciones, y, para sorpresa de todos, esto sigue sucediendo con Windows 8, donde afortunadamente y pese a tener en mi opinión una interfaz bastante atractiva, también podemos instalar temas personalizados incluso aunque no sean oficiales y no esten firmados. Lo hacemos gracias a UxStyle, una utilidad que esta aun en fase experimental pero que parece dar buenos resultados.

La tagline es se acabaron los parches manuales, es decir, no tendremos que parchear las librerías del sistema dependiendo del tema. Disponible para Windows 8 y también para Windows 7 con Service Pack 1, todos los temas que incluyamos en la carpeta C:WindowsResourcesThemes podrán ser aplicados al utilizar el archivo .theme o desde el panel de personalización de Windows.

¿Donde encontrar temas? En ghacks, donde encuentro la utilidad, nos dan algunas ideas, y Windows 8 Themes puede ser una buena opción para encontrar temas y estilos visuales diferentes que den una apariencia nueva al sistema.