Sennheiser ha mostrado en su stand del CES 2013, sus legendarios auriculares Orpheus HE90. Creado en 1991, el Orpheus HE90, pronto fue reconocido en los círculos de audiófilos, como los auriculares más innovadores y con mejor sonido de la historia. Reconocimiento que aún perdura en nuestros días por los especialistas en el sector de la música.

Sennheiser Orpheus HE90

Con una producción limitada a 300 unidades, el Orpheus HE90 se vendía originalmente al por menor en los EE.UU, por un precio de $12.900, lo que los sigue convirtiendo en los auriculares más caros jamás fabricados.

Ahora, estos auriculares de Sennheiser, son tratados como un objeto de culto único para coleccionistas, capaces de pagar casi el triple de la cantidad original por adquirir alguna de las pocas unidades que se pueden encontrar a día de hoy, subastados a través de la red.

El Orpheus HE90, que se componía originalmente por unos auriculares electroestáticos y un sistema de amplificador, estaba destinado a reproducir el sonido con gran precisión y claridad sin ningún tipo de distorsión. El amplificador de tubo vacío HEV90, que incorporaba un LED para avisarnos cuando el dispositivo estuviera preparado para funcionar, utilizaba una válvula que transmitía la señal analógica hasta un pequeño convertidor (DAC), que la pasaba a digital.

Sennheiser Orpheus HE90

Como dato curioso, que muestra la excelente calidad del Orpheus HE90, cabe destacar, que a diferencia del resto de auriculares que utilizan una respuesta de frecuencia en algún lugar entre la región de los 60-20.000 Hz, los de Sennheiser, situaban esta respuesta de frecuencia en una región que iba mucho más allá de los que son capaces de escuchar nuestros oídos, entre los 7-100.00 Hz, lo que significa, que si les pusiéramos este dispositivo a los murciélagos, no tendrían ninguna problema de escuchar su música en estas frecuencias.

Esta obra de arte de piel marrón, además de ofrece un sonido inigualable, cuenta con unos materiales totalmente artesanales, como sus grandes cazoletas con diseño ovular. Precisamente, como podemos observar, este diseño magistral del Orpheus HE90 introducido en 1991, se refleja en los auriculares de Sennheiser de nuestros días .