Cuando creíamos que Samsung había mostrado todas sus cartas en este CES 2013, la compañía ha presentado el Samsung Exynos 5 Octa, un procesador móvil que se distingue por su potencia bruta con dos sets de cuatro núcleos.

Exynos 5 Octa

Ocho núcleos para exprimir lo máximo de los próximos Samsung y que nos hacen preguntar de si eso de llevar tal cantidad de núcleos metida en un teléfono no empieza a ser demasiado. Hace uso de la tecnología LITTLE de ARM, que también hemos visto en el nuevo Nvidia Tegra 4. Consiste en montar un procesador extra en un sistema 4+1 que se encarga de maximizar la eficiencia energética en función del uso del teléfono.

Así, estos dos procesadores de más (uno por cada cuatro procesadores del ocho total) son los que están activos cuando no hace falta poner en juego la potencia bruta del Exynos 5 Octa, favoreciendo el consumo y por tanto la duración de la batería. No es nada nuevo, tanto como decíamos el nuevo Nvidia Tegra 4 como los Qualcomm 800 y Qualcomm 600 presentados ayer hacen uso de la misma tecnología.