Las redes sociales han cambiado la forma en la que nos comunicamos con los demás. Ahora, tenemos cerca, de forma relativa, a las personas que se separaron de nosotros, tanto por el tiempo como por la distancia. Tenemos acceso a una parte de la vida de los demás, por así decirlo, pero este cambio no se aplica únicamente al ámbito de la vida privada. Al contrario, las redes sociales también están influenciando la forma en la que se trabaja, y no solamente para los que trabajan en marketing de Social Media, sino también para una gama importante de empleos. Si bien muchas compañías deciden bloquear las principales redes sociales como Facebook y Twitter para incrementar la productividad de sus empleados, otras deciden seguir un camino diferente. Y entre las opciones que tienen, se encuentran las redes sociales empresariales o corporativas.

Estas plataformas han sido especialmente diseñadas para conectar a los empleados de una misma empresa, para publicar comunicados, coordinar proyectos o simplemente iniciar conversaciones. De la misma forma que Facebook, muchas cuentan con un centro de notificaciones complejo, la posibilidad de dar “Like” a las publicaciones de otros empleados, mandar mensajes privados, y mirar las redes de contactos de los demás. En definitiva, se trata de una red social a menor escala, pero restringida solo para los miembros de una determinada organización. Se puede aplicar no solamente a empresas, sino también a la gestión de proyectos, aunque en este sentido es más recomendado usar otras herramientas de tareas como Trello o Wunderlist, por ejemplo. Comenzaremos listando 4 redes sociales corporativas que se pueden implementar fácilmente.

Yammer

Esta compañía fue recientemente adquirida por Microsoft por el interesante valor de 1.2 mil millones de dólares, lo que significa que el titán de Redmond está más que interesado en el mercado de las redes sociales corporativas. En definitiva, Yammer ofrece un buen servicio, que pasó a estar integrado dentro del equipo de desarrollo de Microsoft Office. Sirve tanto para compañías pequeñas como para empresas a gran escala, con diferentes opciones de precios dependiendo de nuestras necesidades –incluso cuenta con la creación de una red de forma gratuita- y una interfaz fácil de comprender si tenemos experiencia en redes sociales como Facebook.

Yammer nos brinda diferentes opciones de conectividad, permitiendo acceder a la plataforma tanto desde un navegador, como desde dispositivos móviles a través de una suite de aplicaciones disponibles en versiones para distintos sistemas operativos. Además de poder compartir publicaciones y actualizaciones de estado, los empleados de una determinada compañía podrán participar de diferentes grupos –que pueden estar restringidos a otros miembros de la misma red-, podrán hacer preguntas de una forma similar a Facebook Questions, podrán realizar documentos colaborativos, mientras que los administradores de Yammer podrán tener acceso a unas analíticas interesantes sobre el comportamiento de la comunidad.

Con Yammer tenemos la posibilidad de crear diferentes networks, cuyas funcionalidades varían de acuerdo al precio. Con una cuenta básica y gratuita, tendremos la posibilidad de tener la administración de la cuenta y funcionalidades de seguridad. Por otro lado, si elegimos adquirir una cuenta Enterprise, vamos a tener que abonar U$S3 por mes, por usuario, sumando diferentes integraciones. Además, a medida que vamos avanzando tenemos integración con Sharepoint Online (U$S4 por mes, por usuario) y también integración con Office 365 (U$S8 por mes, por usuario), lo que hace que Yammer sea una opción barata para empresas grandes –y no tanto para empresas quizás con menor cantidad de empleados, pero para las cuales una inversión de este estilo sería grande en comparación-.

SocialCast

En segundo lugar, nos encontramos con SocialCast, que también tiene muchos puntos en común con Yammer en lo que respecta a la interfaz. Si somos usuarios de Facebook, entonces no nos vamos a encontrar en realidad con demasiadas sorpresas. En apenas algunos minutos se puede descifrar completamente el funcionamiento de SocialCast, y contamos con funcionalidades simples como la creación de grupos por proyectos, un feed inicial, la posibilidad de etiquetar otros usuarios, y por supuesto, compartir actualizaciones de estado, realizar preguntas, subir fotografías, y hasta mejorar un poco nuestro perfil. También tiene un respetable centro de notificaciones.

La idea de SocialCast es poder insertar el poder de las redes sociales dentro de las empresas que quizás tienen dificultades para integrarse en redes más grandes como Facebook, brindando más opciones de seguridad. SocialCast nos brinda una plataforma ideal para compartir ideas con otros miembros del equipo, pensar borradores, crear documentos de forma colaborativa, y enviar updates del estado de un determinado proyecto para que todos puedan verlo sin tener que organizar una reunión innecesaria. Esta plataforma es una forma de crear un lugar de trabajo virtual para hacer preguntas y resolver problemas, conectándonos con otros empleados de forma rápida y sin dificultades.

Otro aspecto importante de SocialCast es su integración con la popular plataforma empresarial de Microsoft, SharePoint, que nos permite insertar nuestras conversaciones sociales directamente allí desde SocialCast, haciendo que los sistemas de comunicación de negocios sean más versátiles, flexibles y dinámicos. ¿Qué tal los precios? Podemos tener acceso a una red gratuita y con algunas funcionalidades limitadas por contar con una red de hasta 50 usuarios. Si necesitamos agregar más miembros del equipo, cada uno costará U$S5 por mes, pero esto también nos brindará acceso a otras funcionalidades como analítica, control de administrador, opciones de desarrollo, aplicaciones para móviles y la posibilidad de compartir archivos, entre otras cosas.

Beezy

Para las compañías que usan SharePoint de forma diaria, y la consideran una herramienta fundamental para su trabajo, Beezy es una opción ideal. Cuenta con las funcionalidades básicas de una red social, pero con otras alternativas importantes como pueden ser opciones de microblogging y poderosas funciones de creación de grupos. Además, cuenta con una interfaz atractiva que nos brinda otro tipo de experiencia de navegación para los usuarios, basada no en algo general sino particularmente en el seguimiento de grupos y de otros usuarios, con un newsfeed muy similar al que podemos encontrar, por ejemplo, en Facebook.

Para Beezy, la mejor forma de conectarse con otros usuarios que trabajan en la misma compañía es a través de grupos. La diferenciación de los empleados en grupos, que sucede en la vida real, es una buena forma de estructurar la información corporativa y asegurarnos de que llegue hacia donde tiene que llegar. Los grupos se pueden crear de acuerdo con una unidad organizacional, un departamento, una práctica con otras compañías que son proveedoras, o simplemente como un canal de charla y dispersión entre colegas. Para poder crear uno de estos grupos, no vamos a necesitar que hacer algunos clics, y estaremos listos.

Otro aspecto con el que cuenta Beezy (y que también es compartido por SocialCast, en cierto punto) es que suma ciertas funcionalidades de Twitter para hacer que sea una red donde podamos poner nuestros pensamientos. Así, las conversaciones entre otros miembros de los grupos pueden ser seguidas a través de hashtags, y se puede mencionar o etiquetar a otros usuarios usando un @, de la misma forma que podemos hacerlo en Twitter. También se puede insertar videos de YouTube de forma simple, casi como podemos hacerlo en cualquier plataforma de social networking popular. En cuanto a los precios, Beezy nos dirá cuánto. Para poder obtener un precio tenemos que completar un formulario de contacto, contando qué tipo de opción de deployment queremos, si Office 365 o Sharepoint 2010, y qué tipo de licencia vamos a comprar.

Jive Social Intranet

Finalmente, cerramos la lista con Jive Social Business Platform, que, como podemos imaginar, está relacionada con Jive Software Inc. Bajo la premisa de “colaboración social para compañías sociales”, Jive nos ofrece un producto en particular llamado su plataforma de negocios sociales, en la cual el punto que más nos interesa es la Jive Social Intranet, que acusa tener un resultado de un incremento del 15 por ciento en la productividad de los empleados –de acuerdo a una medición realizada en 3 de los clientes de esta empresa proveedora-. Puede que sí, como puede que no, pero ciertamente es una forma interesante de conectarse con otros empleados.

De todas las herramientas que mencionamos en esta lista, Jive es que la tiene más diferencias fundamentales. La organización de su interfaz puede que sea un poco más confusa para los usuarios de redes sociales “normales”. El pilar detrás de esta interfaz es que tengamos varias opciones para compartir y encontrar rápidamente contenido, y colaborar de esta forma poderosa con otros empleados dentro de un mismo proyecto. Así, se pueden dejar updates en tiempo real para estar siempre conectados con nuestros colegas. La aplicación social de Jive se puede acceder desde múltiples plataformas, y también cuenta con aplicaciones móviles.

Por otro lado, uno de los puntos interesantes que ofrece Jive es el de las recomendaciones inteligentes, que en base a nuestro comportamiento nos acerca contenidos que cree que vamos a necesitar. En lo que se refiere a precios, también vamos a tener que contactar a Jive para saberlo, pero ya nos podemos dar una idea de que no será barato. Sin embargo, con muchas funciones inteligentes, es una buena opción para las compañías con una gran cantidad de empleados que trabajan en varios proyectos a la vez.