Pentax ha presentado en el CES 2013 su nueva compacta Pentax MX-1, una cámara con la que apuestan por una estética muy retro y con la que quieren entrar en el mercado de las compactas avanzadas. Un bonito envoltorio en el que se contienen unas interesantes características: un luminoso objetivo con una focal 6-24mm equivalente en 35mm a un 28-112mm y una luminosidad f/1.8-2.5 y un sensor retroiluminado con un tamaño de 1/1.7″, 12 megapíxeles y una sensibilidad máxima ISO 12.800.

Pentax MX-1

La estética retro recuperada en un principio por las Fuji con su Serie X ha tenido una gran aceptación entre el público, extendiéndose a otras marcas y modelos como la Olympus OMD E-M5. En el caso de la Pentax MX-1 se adopta esta estética, aunque no la interfaz tradicional (torre de velocidades y aro de diafragmas).

Como no puede ser de otro modo en una cámara que quiere posicionarse como compacta avanzada, no pueden faltar los controles manuales y unos cómodos accesos directos para modificarlos. En la parte superior de la cámara nos encontramos una torre de modos y otra de compensación de la exposición, y los botones de disparo y otro de acceso directo a la grabación de vídeo. También dispone de un aro en la base del objetivo, y en la parte trasera una rueda, un botón para el bloqueo del enfoque o la exposición y otros nueve botones con accesos directos.

Otra de las características estrella de la nueva Pentax MX-1 es una generosa pantalla de tres pulgadas y 920.000 puntos que además es abatible para facilitar su uso en las posiciones de disparo más complejas.

Pantalla Pentax MX-1

A las interesantes características de sensor y objetivo las acompañan el sistema de estabilización SR de Pentax y un modo pseudo-macro que le permite enfocar a un centímetro del objetivo. Cuenta con receptores para el mando remoto de infrarrojos en ambos lados de la cámara, flash integrado y nivel electrónico.

La grabación de vídeo Full HD también está presente, grabando a 1900 x 1080 con un frame rate de 30 fps. También incluye “modos creativos” como slow motion y time lapse, aunque en ellos la resolución será VGA. Para las fotografías se puede elegir entre formatos 4:3, 16:9. 3:2, y 1:1.

Tras el arriesgado y futurista diseño de la K-01 apuesta ahora por los diseños tradicionales, más de moda que nunca. Lo hace con esta Pentax MX-1 que supone su primera incursión en un segmento, el de las compactas avanzadas, que si hace un tiempo estaba reservada a unas pocas marcas ahora tiene más competencia que nunca.

La novísima apuesta de Pentax será lanzada en febrero de 2013 a un precio orientativo de 499 $.