El bloc de notas es un ejemplo de que la simplicidad en ocasiones es la mejor solución para abordar determinados problemas. Se trata de una aplicación nativa de Windows que no ofrece muchas funcionalidades, salvo la de ayudarnos a redactar notas de texto sencillas que ni siquiera necesitan formato. Lo importante se puede decir que es el contenido, y por eso muchos otros desarrolladores han tratado de dar alternativas que complementen a la famosa aplicación o que traten de cambiar algun aspecto de la misma mejorando la oferta sin añadir complicaciones.

Notebook

Eso mismo pasa con Notebook, un programa virtualmente idéntico al bloc de notas pero que además añade una interesante opción: La protección de los archivos de texto creados mediante contraseña. La idea no podría ser más sencilla, y basta con utilizar una palabra clave para codificar todo el archvio y hacerlo completamente ilegible a no ser que lo descifremos con dicha palabra.

Hay que tener en cuenta que el algoritmo de protección utilizado no es demasiado robusto, por lo que el desarrollador recomiendo su uso casual más que profesional, especialmente en casos en los que el texto a proteger sea críticamente importante o confidencial.

La utilización no tiene ningún misterio, e imita la del citado bloc de notas. Para utilizar la funcionalidad de contraseña, basta con acceder al menú de herramientas y pulsar sobre la opción de Change Password (Cambiar contraseña). Se nos mostrará entonces una ventana de diálogo que nos pedirá la nueva contraseña, siendo la antigua 12345 en caso de que nunca la hayamos cambiado.

Otra de las cosas que me han gustado de Notebook es que da la posibilidad de guardar los archivos de texto de forma automática cada 5 segundos, algo que nos asegurará no perder los documentos en los que trabajamos en caso de cierre inesperado del sistema.

Sin duda, uno de los mejores sustitutos que podemos encontrar para el mítico bloc de notas, especialmente para los que quieran un programa idéntico pero que aporte seguridad extra a sus escritos.