Intel ha presentado su nuevo smartphone, el Intel Yolo, un smartphone low-cost destinado a mercados emergentes, especialmente a los países africanos, donde pretender acercar la tecnología a población con dificultades para hacerlo.

Intel Yolo

En el pasado CES 2013, Intel apostó por la tecnología móvil a través de nuevos procesadores. Y los ha aprovechado para el Intel Yolo, que equipa la versión Ice Cream Sandwich de Android en un diseño algo rudimentario y elemental, pero en el que cabe tener en cuenta el mercado objetivo principal donde será vendido. De hecho, Kenia será el primer país en el que será lanzado a través de la operadora Safaricom. Sus especificaciones son las siguientes:

  • Pantalla de 3’5 pulgadas
  • Resolución de 480 x 320 píxeles
  • Cámara de 5 megapíxeles
  • Grabación de vídeo Full HD 1080p
  • Android 4.0.4
  • HSPA+ (hasta 21 Mbps)
  • Memoria RAM de 512 MB
  • Procesador Atom Z2420 dual-core a 1’2 GHz
  • Batería de 1500 mAh
  • 4 GB de memoria interna
  • Slot para tarjetas microSD
  • Radio FM
  • Wi-Fi y Bluetooth

Todo ello en un smartphone ligero (132 gramos de peso) y unas medidas de 110,5 x 61 x 12,6 mm. El Intel Yolo no es el primer smartphone de Intel. De hecho, su nombre está relacionado con el anterior, el Lava Xolo X900, el cual fue lanzado a mediados del pasado año en la India, dejando entrever más todavía la tendencia de Intel por apostar por economías emergentes y en vías de desarrollo para lanzar smartphones de bajo coste.

Parece que se abre así una nueva y, de momento, silenciosa guerra por hacerse con estos mercados emergentes que pueden dar mucho que hablar en la industria móvil en el futuro. Firefox OS y Ubuntu Phone OS ya no son los únicos actores con voz en estos mercados. Nuevos fabricantes, aprovechando a Android como sistema operativo, muestran sus candidaturas con hacerse un hueco en mercados potencialmente poderosos.