Fitbit ha presentado un nuevo gadget que viene a complementar la línea de sus famosas pinzas cuentapasos. Al Zip y al One ahora le tendremos que añadir otra opción ideal para los que prefieren pulseras. La Fitbit Flex.

Fitbit Flex

Como dicen desde la compañía, la Fitbit Flex no viene a sustituir ninguna de las dos opciones ya existentes. A todas las mediciones de Fibtit le añadimos la ventaja de tener una pulsera y de poder llevarlo siempre encima. A cambio perdemos algunas características que sí estaban presentes en oros modelos. De primeras perdemos la opción de contar las escaleras subidas, ya que el Fitbit Flex no cuenta con el altímetro que sí que tiene el Fitbit One.

Además el dispositivo no cuenta con ninguna pantalla con lo que la revisión de nuestras métricas las tendremos que realizar gracias a la aplicación de smartphone o sincronizándolo con la web (gracias a la inclusión de Bluetooth 4.0). Lo que sí que tiene en lugar de esta son unas luces LED, parecidas a las luces del Nike Fuelband, para indicarnos lo cerca que estamos de nuestro objetivo diario. A parte de la falta de altímetro sí que encontraremos todas las demás métricas que ofrece el Fitbit One, tales como el medidor de sueño, pasos, calorías, etc.

A nadie se le escapa que una de las ventajas pero también mayores inconvenientes de los dos modelos actuales es su forma de pinza. Gracias a esto las métricas son muy acertadas y fiables pero sí que podemos perderlo y tenemos que pensar siempre en donde lo ponemos. Con la forma de pulsera Fitbit va detrás del Nike Fuelband y del Jawbone Up. Consiguen así que la tengamos siempre en la muñeca, sin pensar en ella.

Otra de las características del Fitbit Flex será la opción de tenerlo en 4 colores diferentes. Todo ello por un precio que será el mismo que el del Fitbit One, 99$. Se espera que se comercialice hacia la primavera y se puede reservar.