Fue una de las estrellas del CES 2013 y está llamado a ser uno de los grandes móviles de este año. El Sony Xperia Z no defraudaba cuando de él solamente se sabían cuatro datos filtrados, ni defraudó cuando se hizo oficial. Ahora, todo ese potencial que esconde lo vemos al descubierto en el despiece del Sony Xperia Z que ha realizado la FCC.

Despiece del Sony Xperia Z 4

Si bien es cierto que lo pudimos ver mostrando muchas de sus intimidades, junto a una videocámara y una cámara fotográfica, en un vídeo en el que Sony sacaba pecho sobre lo rápido que es montar sus gadgets, ahora lo podemos ver bajo los tornillos de la FCC, la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos de América.

Esta agencia estatal estadounidense, encargada de diferentes certificaciones, le ha echado el guante al flamante terminal y han trascendido las fotos.

El despiece del Sony Xperia Z, como los ingenieros de Sony lo trajeron al mundo

En total ocho han sido las fotografías del PY7PM-0280 —identificación que ha recibido el Xperia Z por parte de la FCC— que hemos podido ver de la mano de Engadget. En ellas podemos ver diferentes componentes, a excepción de la pantalla, entre los que destacamos los siguientes:

Despiece del Sony Xperia Z 8

  • La batería de 2.330 mAh, como se anunció y como podemos comprobar es estas imágenes.
  • El recubrimiento gomoso en las juntas, certificados con IP55 e IP57, los cuales garantizan resistencia al agua y al polvo. Un plus interesante.
  • La cámara trasera, una Exmor RS de 13 megapíxeles, con añadidos como la reducción de ruido y la grabación de vídeo en modos especiales.
  • El procesador, el Qualcomm Snapdragon S4 Pro anunciado, con frecuencia a 1.5 GHz y un potente rendimiento

Asimismo, en estas pruebas se ha constatado la seguridad de la conectividad del Sony Xperia Z, tanto con redes GSM, LTE y WiFi 802.11 a/b/g/n. Un proceso rutinario, pero necesario, para colocar junto a nuestra cabeza un teléfono o aparato electrónico cualquiera.

El 25 de enero, es la fecha en la que el Xperia Z llegará a España. No queda tanto para posar nuestras garras sobre este terminal y descubrir el potencial de todo lo que esconde bajo su carcasa.