Cuando pensamos en un ordenador portátil no nos imaginamos algo parecido al Cubox Pro, un ordenador destinado a ocupar el mínimo espacio físico y a producir el mínimo gasto energético.

Cubox Pro

Lo cierto es que con el Cubox Pro redefinimos el concepto de portátil. Sí, hacen falta los periféricos ya que viene sin teclado, pantalla o ratón pero la capacidad de procesamiento la tiene y además en un envoltorio muy discreto ya que la caja que lo envuelve mide un poco más de 5 centímetros por lado, con lo que cabe en la palma de la mano. Ya me imagino llevándomelo de casa al trabajo y usando la misma máquina con todas las configuraciones ya predefinidas.

La lógica nos puede llevar a pensar que todo lo que tiene de pequeño no lo tiene de potente. Pero en la parte interna tampoco está nada mal. Cuenta con un procesado ARM PJ4 que corre a 800 Mhz, contiene un decodificador de vídeo de 1080p, un motor gráfico OpenGL|ES 2.0 y 2 GB de RAM en la versión Pro. También cuenta con un puerto Ethernet, salida óptica de audio SPDIF, salida HDMI, puerto eSata 3Gbps, 2 puertos USB 2.0 y puerto para tarjetas Micro-SD.

Lo dicho, nada mal. Por último el CuBox Pro lleva un receptor infrarrojo para poderlo usar de media center con un mando a distancia y viene con Ubuntu preinstalado. Todo esto por un precio de $130 para los pre pedidos y que subirá a $160 cuando salga de manera oficial. Por lo que parece puede ser una competencia para la Raspberry Pi, sobretodo enfocado a quienes no quieren dedicarse a aprender como funciona ni quieren tocar código. También puede ofrecer competencia al sector de los mediacenters ya que solo con conectarle un disco duro portátil tendríamos un mediacenter que nos ocuparía muy poco espacio cerca del televisor.

Todo este paquete viene con un consumo de energía de solo 3W cuando está reproduciendo un vídeo Full HD con lo que también es muy recomendable para aquellos que miran la factura de la luz.