Antes del gran estallido de las BlackBerry para convertirse en un smartphone deseado por usuarios de todos los tipos, BlackBerry estaba orientado en buena parte a las empresas. Por su inigualable cliente de correo electrónico, o por la férrea seguridad que ofrecían sus datos encriptados, lo cierto es que los clientes corporativos siempre fueron un excelente nicho de mercado para RIM. Después de su gran batacazo, y a cinco días del que podría ser su resurgir con BlackBerry 10, vuelve el reto de seducir a estos clientes, una auténtica clave para un adecuado retorno al escenario.

BlackBerry 10

A día de hoy, es una incógnita qué pasará con BlackBerry 10. RIM se juega prácticamente todo con su nuevo sistema operativo, y lo cierto es que tiene una buena lista de sucesos que no pueden volver a suceder. Un sistema operativo que acababa repleto de fallos al poco tiempo, las sonadas caídas mundiales del servicio que no dejaban conectarse a la red ni siquiera a través de Wi-Fi, u ofrecer como bazas aspectos donde aparecía un competidor que mejoraba la oferta, veáse el caso de WhatsApp respecto a BlackBerry Messenger.

No obstante, RIM tenía motivos para resurgir y no darse por muerta, pues muchos matices de su situación le suponían una ventaja respecto a otros fabricantes que atravesaron momentos delicados, con mal resultado, como por ejemplo Palm. Además, en los últimos meses de 2012, sus acciones subieron considerablemente.

Ahora, a cinco días de la presentación oficial de BlackBerry 10, RIM se juega su futuro a una carta. La de un sistema operativo y una idea de producción de smartphones totalmente distintas que se han dejado entrever a lo largo de diferentes filtraciones, y con una buena carta de presentación ante clientes corporativos: la robusta seguridad de su plataforma, lo cual deja en muy buen lugar a BlackBerry 10 ante las empresas como usuarios potenciales. Y ahí está su futuro, la clave de su supervivencia en un mercado hostil donde cada vez hay más competidores, y donde cada vez crean productos de más calidad.

A Nokia le ha costado mucho recuperarse de su caída, que aunque no son definitivos, sí denotan la buena tendencia que ansiaba conseguir tras la etapa oscura con Symbian siendo sobrepasado por iOS y Android. Tendencia conseguida gracias a Windows Phone, el cual ha sido precisamente el actor que ha sobrepasado a BlackBerry en Europa. Por fin, tras tomarse mucho tiempo en afinar su sistema, BlackBerry 10 toma el testigo. Quedan cinco días para que empiece su nuevo camino. Suerte.